Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6056 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 19 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONSTITUCIONALISMO Y POSITIVISMO (1)
ALFONSO GARCÍA FIGUEROA
SUMARIO: I. INTRODUCCIÓN.—II. Ei. PREJUICIO ANTIPOSITIVISTA.—III. ¿QUÉ SE ENTIENDE
POR «CONSTITUCIONALISMO»?—IV. ¿QUÉ SE ENTIENDE POR «POSITIVISMO»?—V. EL CONSTITUCIONALISMO
CONTRA EL POSITIVISMO.—VI. PARA UNA DISCUSIÓN SIN PREJUICIOS.
I. INTRODUCCIÓN
Con cierto retraso sobre el momento previsto para su publicación, sale por
fina la luz Constitucionalismo y Positivismo del Catedrático de Filosofía del
Derecho en Toledo, Luis Prieto Sanchís. En otros ámbitos de la reflexión jurídica,
este desfase condenaría a la obra en cuestión al destierro desde su sección
correspondiente en los catálogos hacia la de Historia del Derecho. Afortunadamente,
la filosofía jurídica escapa a los devastadores efectos que puede provocaruna sola palabra del legislador y nos hallamos ante una obra que analiza
problemas centrales en la discusión iusfilosófica más actual. Esto no significa,
por cierto, que estos problemas hoy vigentes sean nuevos. En rigor, sólo nos
hallamos ante nuevos cauces para la discusión de viejas cuestiones que se plantean
de manera recurrente, pero bajo circunstancias inéditas y un cuerpo doctrinalrenovado.
En efecto, Constitucionalismo y Positivismo analiza un viejo problema, la
plausibilidad del positivismo jurídico, en el nuevo marco del Estado de dere-
(1) Luis PRIETO SANCHÍS: Constitucionalismo y Positivismo, Fontamara, México, 1997. En
lo que sigue, las páginas que en el texto figuran entre paréntesis se refieren a este libro.
367
Revista Españolo de Derecho Constitucional
Año 18.Núm, 54. Septiembre-Diciembre 1998
ALFONSO GARCÍA FIGUEROA
cho constitucional. Durante los últimos años numerosos autores han insistido
en que el positivismo jurídico no es capaz de ofrecer un concepto de derecho
adecuado para este modelo jurídico-político. Se trata de uno de los flancos del
ataque abierto contra un positivismo jurídico que «se bate en retirada» (págs. 8,
93), en lo que suponeel fin de una hegemonía positivista de doscientos
años (2).
Pero ¿cuál es la aportación del constitucionalismo contra el positivismo jurídico?
Los puntos de conexión entre ambos conceptos no parecen, en efecto,
evidentes ni mucho menos (pág. 7). Prieto (1) disecciona el significado de cada
una de ambas doctrinas, (2) analiza la relevancia de las particularidades del
Estado constitucionalque quedarían fuera del alcance explicativo del positivismo
jurídico y, finalmente, (3) rechaza la pretendida incompatibilidad entre las
exigencias del Estado de derecho constitucional y el positivismo jurídico, declarándose
partidario de un «constitucionalismo positivista» (pág. 58). Sin embargo,
lo que sigue no es propiamente una exposición seriatim de los contenidos
de este libro. Muchos desus argumentos son reformulados libremente con
una finalidad simplificadora o contextualizadora y en otras ocasiones me separaré
de sus contenidos para expresar otros sugeridos por su lectura.
II. EL PREJUICIO ANTIPOSITIVISTA
Muy a menudo, las afirmaciones de los juristas acerca del positivismo jurídico
son a un tiempo desfavorables y poco meditadas. Cuando estos dos rasgos
se combinan noshallamos normalmente ante un prejuicio. En este sentido, la
cultura jurídica occidental ha promovido un prejuicio contra el positivismo
jurídico. Este prejuicio forma ya parte de los presupuestos de la dogmática
jurídica y, en consecuencia, la dogmática jurídica intenta fundamentar y consolidar
tal prejuicio como una manera de justificar su propio estilo de pensamiento.
Por si esto fuera poco,el antipositivismo jurídico proporciona una legitimidad
al derecho (que siempre sería justo en alguna medida), de la que
también se beneficia la propia ciencia jurídica (que entonces no sólo colabora
con una obra del poder, sino también con una empresa justa). Por tanto, es importante
resaltar que la ciencia jurídica dogmática es parte interesada en el debate
entre positivismo y no...
tracking img