Desheredada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2042 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

índice
Págs.

Benito Pérez Galdós
Gloria. Primera parte

7

38
57 63

Segiinda parte Marianela La familia de León Roch. Primera parte

Segunda parte La desheredada. Primera parte Segunda parte Tormento Lo prohibido Una carta y muchas digresiones Miau
,

75 87
95 105
115

135 148

164
185 195

El teatro... de

lejos.

Las tentativas de Pérez
,

GaldósRealidad

Más sobre

realidad
el

203

«La loca de la casa», en Ángel Guerra
Tristana

Teatro

231
241
25

Torquemada en la cruz Torquemada en el purgatorio Torquemada y San Pedro
Nazarín

253 262
271

Halma
El Abuelo Más sobre «El Abuelo».

277 285
291

301

1

366

ÍNDICE

Los Episodios Nacionales Mendizábal

307 3i9 325

Luchana

La campaña del MaestrazgoLa estafeta romántica
Vergara Montes de Oca Los Ayacuchos Bodas reales

329
335 34

347

353
,

359

LA DESHEREDADA
PRIMERA PARTE

Después de la revolución de 1868 han aparecido en España algunas figuras literarias de excepcional valor: Echegaray, Pérez Galdós, son dos ingenios que en las respectivas esferas en que se mueven representan la revolución de la literatura y reúnen lasgrandes cualidades que para tal representación son necesarias. Si la gloria de Echegaray, más disputada, es también más ruidosa, débese en parte á que los triunfos del teatro tienen más aparatosa solemnidad, más resonancia; pero, en cambio, los límites de la escena encierran á Echegaray en estrecho círculo, que le impide influir más directamente y con más fuerza en las transformaciones prudentes,pero ciertas de núes tra literatura; transformaciones que son ley de su vida, y que son necesariamente, en un sentido determinado por leyes comunes á todos los elementos de la civilización. Pérez Galdós, espíritu noble y fuerte, serio, prudente, concienzudo, sin apariencias de una formalidad puramente exterior, puede y sabe y quiere trabajar con lentos, pero firmes

96

LEOPOLDO ALAS (cLARÍn)esfuerzos, en la obra saludable del progreso artístico.

¿Pero cabe este progreso?

Sí,

relativa-

mente. En cuanto cada tiempo necesita una manera propia, suya, exclusiva de literatura, es progreso el movimiento de las letras que las hace adaptarle á las nuevas ideas, costumbres, gustos y necesidades; es estarxamiento y ruina y podredumbre el prurito del tradicionalismo irreflexivo,que invocando un patriotismo estético absurdo, se obstina en cerrar el espíritu nacional á toda influencia de las nuevas corrientes y de los países más adelantados. En absoluto, no hay progreso en literatura, si en cada tiempo se ha cultivado la propia de entonces; pero si hay progreso cuando á una época las formas de escribir que usa le vienen estrechas, no le bastan, no expresan todo el fondo desu vida. En la novela, que es la forma literaria más propia de nuestro tiempo, es donde puede mejor el ingenio grande y decidido influir para transformar una literatura que se va llenando de herrumbre, que al repetir maquinalmente formas anticuadas, va convirtiéndose en juego baladí, al que no pueden dar gran importancia los espíritus serios; Galdós,, sin afiliarse á escuela determinada, sinseguir las exageraciones de la moda, sin tomar de la literatura extraña, á bulto y sin selección, formas, teorías, estética, procedimientos, tendencias, estudia con atención y desapasionado juicio la

marcha de la vida artística en la parte del mundo civilizado que más entiende de estas cosas, y da la norá la actividad intelectual de los pueblos.

ma



GALDÓS

97

Existe hoy en laliteratura una tendencia que
lucha con las escuelas viejas y con los enemigos peores: los amigos apasionados, irreflexivos; pero

que llevando, como lleva, en su fondo, grandes elementos de adelanto, grandes verdades, va ganando terreno, y llegará á triunfar, no de la manera absoluta que sus apóstoles quieren, no sin modificar algn sus formas en su roce con los obstáculos tradicionales; esa...
tracking img