Despedida 4 medio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1014 palabras )
  • Descarga(s) : 8
  • Publicado : 26 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Discurso Despedida 4º Medio
Representante Legal de la Congregación de Religiosas del Sagrado Corazón, Hermana Queny Gredig Contreras, Directora, Señora María Cristina Garretón Toro ; Directivos Unidad Técnico Pedagógica; Encargadas de Ciclo; Encargada de Pastoral; Orientadoras; Profesores; Religiosas Personal Administrativo y Auxiliar; Padres y Apoderados; Familiares y Amigos; QueridasCompañeras, Muy Buenos Días:
Licenciatura de Cuarto Medio: Una etapa que llega a su fin, Una Canción que termina, Una Burbuja que estalla, Una Flor que nace, Una Llama  de Amor que comienza a arder, soñando con inflamar de alegría al mundo.
¡Qué difícil es pronunciar estas frases! Y más ahora, justo en el momento en que mi alma se arruga con cada gesto simbólico, con cada canción e, incluso, cuando miroel rostro de alguna compañera y veo en él un torbellino de sensaciones y emociones que hace estallar en lágrimas a las más sensibles, o sonreír en silencio a las más reservadas.
Me gustaría que desempolváramos de nuestra memoria esa imagen de los adultos que soñábamos ser cuando éramos niños, moldeada con ilusiones y cuentos de hadas, con juegos inocentes y un corazón puro ¿Qué vemos?
Tal vez conla imaginación de los cinco años, nos veíamos al egresar del Colegio, convertidas en cantantes, bailarinas o doctoras. Un  futuro, aparentemente, fácil y cómodo. Hoy; sin embargo, las cosas son un poco más complejas.
Destino. Esa palabra, que suena tan utópica y lejana, hoy no es ni más ni menos que el ahora. Y aquí vienen las tradicionales palabras de estas fechas:
“ debes tomar una decisiónque durará el resto de tu vida; ahora eres libre para alcanzar las estrellas; sigue a tu corazón; lucha por tus sueños…”
¿Sueños? Hablemos de realidades, de presente. Hablemos de personas, de vidas que son milagros. Hablemos de oportunidades concretas de mejorar el  mundo, logrando de paso nuestra felicidad.
Sabemos que las grandes hazañas son difíciles, que cumplir un sueño requiere de muchapasión y entrega…, pero nos basta con mirarnos para ver que “ de nuestras  manos brota nuestro  destino”, como decía alguna canción.  Confiar en las propias capacidades y darse en un 1000 %, son lo único necesario. Entonces, nos sentimos seguras, y le dejamos el futuro al tiempo, para que nuestras manos, nuestra mente y nuestro corazón se ocupen con el presente.
Y ¡Más vale que lo hagamos!, pues elpresente es algo tan efímero que he llegado a poner en duda su existencia.
¿Quién iba a pensar que este momento llegaría tan rápido? Recordemos los primeros años: esas  caritas angelicales que nos acompañan desde Primero Básico, las rivalidades infantiles, los compañeros varones, el uniforme tradicional, la jornada de la tarde, los Encuentros con Cristo, las pacientes profesoras, el tiempo quese iba sin notar, como un sueño de colores que adormecía los sentidos.
Llegado Quinto Básico, el panorama cambió bastante. ¡Ya éramos las niñas grandes! Tener clases en la mañana nos llenaba de orgullo. Pero pronto descubrimos que ése era sólo un peldaño de la escalera para ser libres. Horario nuevo, uniforme nuevo, profesores nuevos, curso nuevo, ideas nuevas que rondaban en la cabeza, y uncuerpo que ya comenzaba a transformarse. Quizás, en ese instante, también sentimos nostalgia  por dejar a nuestras compañeras de Cuarto Básico, pero sabíamos que las tendríamos cerca, en la sala de al lado o del frente. Hoy no es tan así…, pero continuemos con la línea del tiempo.
Los talentos ya comenzaban a mostrarse. Los gustos, las opiniones, las personalidades se moldeaban y nos diferenciaban.¿Cómo olvidar esas primeras amistades, esos primeros amores, las primeras rebeliones contra nuestros padres, las primeras fiestas?
Y, por fin, llegamos a la Enseñanza Media. Nuevos cambios. Nuevas compañeras. Ahora somos tres cursos que iniciaron un corto e intenso recorrido por la adolescencia. Recordemos: con cuánta ceremonia celebrábamos el día de la Amistad, cuánto lloramos en nuestro Primer...
tracking img