Dios y el hombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1911 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 5 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIOS Y EL HOMBRE
El hombre ha sido es y seguirá siendo un enigma para sí mismo. Ahora que estamos en la era de las grandes tecnologías y de los impresionantes avances científicos, no son pocos los que creen que la ciencia acabará explicándolo todo, incluso llegar a desvelar el misterio del hombre como “ser”. Ni tampoco son pocos los que piensan que la ingeniería genética, tras haber completadoel mapa de genoma humano, a la par con otras ciencias como humanidades, antropología, psicología, etnología, etc., darán definitivamente en el clavo haciendo desaparecer todas las religiones. Por haber los hay hasta que afirman contundentemente que ya se han construido máquinas más inteligentes que el propio hombre. Menos son los que piensan que tanto las ciencias como las máquinas son productosdel cerebro humano, del que por otra parte resulta difícil hablar, entre otras cosas porque todavía no sabemos como funciona en detalle.
A lo largo de la historia, la filosofía y las ciencias parece que unas veces tienden a divergir y otras a converger y en ambos casos ahondan en el misterio del hombre como “ser”, patente ya desde su propia encarnación. De alguna manera la ciencia, no pocasveces, por ser producto del cerebro humano, es portadora de tremendos errores que dejan a su creador inmerso en el vacío mas absoluto. Así pues las divergencias y convergencias observadas a lo largo de la historia entre las ciencias y la filosofía, parecen desembocar en un mismo sentido, y como tal hecho podemos advertir sin dificultad que tanto la ciencia con métodos estrictamente objetivos, como lafilosofía con razonamientos profundos y perfectamente válidos, no pueden aportarnos un exhaustivo conocimiento del hombre como “ser”. Pienso, luego existo. ¿Puede alguien explicar ésto con una ecuación?. No. Todo movimiento observable es relativo. ¿ Puede alguien demostrar esto con algún razonamiento filosófico?. No. Pero advirtamos que tanto el brillante razonamiento filosófico, como labrillante teoría, emergieron de dos cerebros humanos privilegiados, valores que si los admitimos como recibidos, sería absurdo atribuirlos a las propias ciencias o filosofía, pues ambas surgen del cerebro.
Un simple pensamiento humano, puede traspasar las barreras del Universo, esa Unidad de Actividad con la que el hombre se siente solidario, lo que implica definitivamente que el ser humano esinfinitamente superior al Cosmos. El hombre es el único ser que arriesga e incluso da la vida aparentemente por nada, por un ideal. Pero el ideal existe, y si en tal caso el hombre da la vida por él, no podemos decir que lo ha hecho por nada. “Su muerte no ha sido en vano”, solemos decir. Si alguien ha sufrido o sufre algún tipo de estado depresivo, sabe que de nada sirve que intenten darle ánimos paraaliviar su sufrimiento. Con frecuencia dice que lo dejen en paz porque lo único que hacen es ponerlo peor de lo que está, algo que no comprende el mentalmente sano. Y esto es lo que no pueden explicarnos ni la ciencia ni la filosofía. Somos como somos y no como quisiéramos ser. El hombre no es perfecto, pero casi. Conocedor de sus limitaciones, es consciente además de que no hay otro ser igual a él,lo que le lleva a un instinto de conservación muy distinto al de cualquier otro animal.
Pero ¿ Quien soy yo?, ¿Por qué estoy aquí?. En conciencia son preguntas que el hombre lleva dentro de sí durante toda la vida, y es él quien intenta darle “su” respuesta. Estas preguntas pueden parecer absurdas, ingenuas, e incluso para algunos carentes de sentido. Pero es inevitable que surjan a lo largode la vida, y cuando el hombre intenta darles “su” repuesta, lo primero que suele descubrir es algo primordial, “que es él quien está, y no otro”, algo que no estima como producto de una casualidad, lo que con frecuencia le lleva a pensar con certeza de que “su” encarnación no se debe al azar ni al capricho de una simple combinación del código genético.
Pero la vida adquiere un carácter...
tracking img