Discurso sobre moda y persona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3394 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PERSONA Y MODAMARÍA DEL PILAR RÍO

En HUMANITAS Nro.32 | |
| |

|
El hombre de nuestro tiempo, con todos los valores y aciertos propios de su época, en ocasiones parece tener entumecida su capacidad de asombro por la sociedad de consumo. Y, puesto que la admiración suscita la pregunta y ésta la reflexión, ha de estar atento para no olvidar el sentido de la verdad y del bien, de lavida y de la muerte, de la conciencia y de la libertad, del amor y del dolor, del cuerpo y de la sexualidad, del trabajo y del descanso... Esta necesidad, quizá, cobra particular importancia en aquellos gestos aparentemente triviales de la existencia cotidiana de los que -con no poca frecuencia- comprueba el olvido de su primigenia significación pero que, recuperados en su sentido humanooriginario, contribuyen positivamente a redescubrir y reconquistar el sentido auténticamente humano de la vida, el sentido más profundo encerrado en todas las dimensiones de su ser y de su existencia. Entre ellos se cuentan, por ejemplo, el arreglo y el vestir. En efecto, a lo largo del siglo que se acaba de cerrar, la moda -en el sentido más habitual del término-, se ha visto sometida a las reglas delmercado, sujeta a intereses y manipulaciones de diverso tipo y, ciertamente, no menos influenciada por un fuerte cambio en la visión del hombre y del mundo. Y, en este proceso, ha sido progresivamente despojada de su espesor y de su sentido antropológico originario y constitutivo. Redescubrir y recuperar ese significado antropológico exige "pensar" la moda. Y, a su vez, la reflexión sobre el temapide, en primer lugar, alejarse de dos eventuales prejuicios: considerar la moda como argumento exclusiva -o, en el mejor de los casos- prevalentemente femenino y como cuestión banal o frívola. Ciertamente el vestido no se cuenta entre los "grandes" temas de la antropología: la vida, el alma, la persona, la muerte, la libertad, y tantos otros. Sin embargo, se trata de una manifestación original ycaracterística de la vida del hombre y de su cultura. Cabría decir, por tanto, que la moda es argumento plenamente humano y, por eso -en el lugar que le corresponde-, puede ser objeto de interés y de atención por parte de la antropología. Es más, como expresión cultural singularísima de la vida humana, debe ser objeto de una consideración exquisitamente antropológica . Esto significa que -pidiendo, almismo tiempo, un tratamiento interdisciplinar- la moda exige una reflexión efectuada desde una perspectiva fundante y de totalidad: es decir, una consideración efectuada a la luz de la persona humana y de sus principios basilares. Nuestra reflexión se mueve en esta línea y quisiera contribuir a redescubrir, a re-conocer y realizar el significado humano más profundo encerrado en este gestoaparentemente trivial pero original y único en el universo de los seres. La perspectiva adoptada será, por eso, prevalentemente antropológica y ética. 1. La moda como lenguaje de la persona-cuerpo La moda, el vestuario, el gesto de vestirse y arreglarse pertenecen al mundo humano en exclusiva. Y esta suerte de copyright, de patente humana de la moda se evidencia con suficiente claridad a la luz de laexperiencia cotidiana: ¿quién no ha notado que los objetos no tienen vestuario sino funda y que no se abrigan ni se acicalan como los humanos sino que simplemente se tapan o se cubren? O ¿quién no ha esbozado una sonrisa ante la capa del perro o delante del coqueto sombrero de una tetera? Efectivamente, podría decirse que si hay "vestido" en el mundo de las cosas es por simple analogía o comoproyección del de las personas. Pero ¿qué es esta forma que sólo descubrimos en el mundo humano y por qué nos vestimos? La condición humana (su naturaleza) impone al hombre unas determinadas exigencias y finalidades. Algunas de ellas no requieren el ejercicio de la voluntad para su cumplimiento pues se cumplen espontánea y necesariamente. Otras -la mayoría-, en cambio, sí. Y, en consecuencia, su...
tracking img