Documental why we fight

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Actualmente el alto desarrollo y avance que han tenido las tecnologías en el ámbito de la comunicación han provocado la transformación de la sociedad en una cultura meramente mediática, donde se venafectadas desde las relaciones cotidianas personales e interpersonales, hasta relaciones en mayor escala como es la política. Es obvio que el monstruoso privilegio y poder que ejercen los medios decomunicación sobre la población es cada vez mayor, como consecuencia de este fenómeno de expansión mediática.
Los políticos usan esa poderosa “herramienta” a su favor, esto pone en evidencia que cadavez es más común que los fenómenos comunicativos respondan fundamentalmente a intereses muy concretos de sectores selectos en el ámbito financiero y político.
El Estado, o quienes manejan los poderesdel Estado, para desarrollar sus programas y políticas económicas, sociales, etc., de acuerdo a sus intereses particulares, han desarrollado y determinado un conjunto de orientaciones ideológicas quese difunden a través de los medios de comunicación. Vemos que antes este “lavado de cerebro” se daba (y a veces se sigue dando), en la escuela, en la iglesia, en el mismo hogar...Ya esto es algo unpoco obsoleto, la difusión y recepción del mensaje (forma de pensar) ahora es más rápida, sencilla y sobretodo, eficaz.
Diariamente aparecen en medios de comunicación, falsas afirmaciones y mentirasque corrompen la realidad de los hechos y el pensamiento del receptor del mensaje. Sin duda alguna, todo ser humano miente, mentir sirve para dominar, obtener poder/beneficio, etc. Pero ¿esto va acordea un supuesto sistema político democrático? El grado de aceptación que se tenga con la mentira y corrupción política es el verdadero indicador del “tipo” o “categoría” de democracia que se tenga. Deacuerdo con Paolo Flores, los representantes de los ciudadanos han de ser veraces. “Sin esa veracidad pública, el ciudadano no puede decidir con acierto sobre qué candidato representa mejor sus...
tracking img