Drogas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2199 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando finalmente terminó la cena, William se puso de pie con rapidez para escapar pero…
- ¿A dónde vas? - gritó Caroline.- Pensé que ahora que somos libres. ¿Por qué no vamos a dar un agradable paseo en el patio?
William se estremeció y dio un paso hacia atrás - Se supone que debo tocar para los invitados antes. Perdón.
Charlotte Lucas se levantó de la mesa, acompañada por el hombresentado a su lado. Ella le sonrió a William y hábilmente dirigido a su compañero en su dirección.
- Hola, William- dijo. - ¿Cómo fue la cena en tu mesa?
- Un poco más animada que en la tuya.
Ella se echó a reír. - A la Sra. Bennet le gusta hablar, pero tiene buenas intenciones. Ella siempre ha sido muy amable conmigo. William, ¿ya conoces a Roger Stonefield?
-Si, nos conocimos antes - dijoRoger.
William reconoció a Roger como uno de los miembros del grupo de jazz de Charles. Él asintió con la cabeza y se metió las manos en los bolsillos.
- Tengo entendido que tocas solos de jazz en tus conciertos - dijo Roger.
- Si, me encanta el jazz, de hecho Charles y yo formamos un cuarteto de jazz mientras estábamos en la Juilliard.
-Ya lo sé. Tal vez mañana en la cena puedeacompañarnos al piano un rato. Has conocido a Bill Collins, ¿verdad?
William asintió a regañadientes.
- ¡Oh, gran idea!- Dijo Charlotte. - Apuesto que los invitados disfrutaran mucho.
Después de unos minutos de charla, Charlotte y Roger se excusaron y se dirigieron hacia la puerta del patio. William miraba distraídamente el ambiente de la Terraza hasta que Charles se materializó a su lado.
-Will,tengo que hablar contigo.
William se volvió hacia su amigo, que parecía agitado.- ¿Qué pasa?
- Se trata de las cosas que dijiste en la cena sobre la carrera de Elizabeth.
- ¿Qué pasa con eso?
Charles frunció el ceño. - Realmente no le dijiste que estaba desperdiciando su talento, ¿verdad?
- No usé esas palabras exactas. Pero…
- Supongamos que alguien dijo que eres un tonto por haberseguido una carrera de música clásica. ¿No te molestaría eso?
William se encogió de hombros.- Eso sería una cosa ridícula. Yo he tenido éxito. Elizabeth no.
Charles sacudió la cabeza. - ¿Realmente no ves nada malo en lo que dijiste?
No. - respondió William.
- Bueno, espero que no ofendieras a Lizzy.- Charles miró hacia la mesa, donde Jane y el Sr. Bingley estaban sentados todavía.- Padrese ve alterado. Será mejor que vaya. Hablamos más tarde, Will.
Caroline estaba en la sala hablando con Luisa, pero sus ojos lo miraban a él. Era hora de moverse o sufrir las consecuencias. Se dirigió hacia el pasillo, para recuperar el sillón que había ocupado antes de la cena.
Ella era un misterio, por turnos sarcástica, silenciosa y amigable. Las cosas habían ido bien en el coche, pero ellalo había ignorado desde entonces. Charles pensó que podría haberse ofendido por los comentarios sobre su carrera, pero Charles era a menudo demasiado sensible. William no había hecho nada más que decir la verdad.
Además, Elizabeth era su fan. Mientras que algunos fans eran agresivos y locuaces, como la mujer en el aeropuerto JFK de la mañana, su presencia intimidaba a muchos otros. ¿Por quéno había pensado en esta posibilidad antes? Ella no parecía intimidarse fácilmente, pero tener a su músico favorito podría haberla hecho cambiar de opinión.
William apoyó la cabeza en el alto respaldo de la silla y cerró los ojos. Acababa de caer en un sueño ligero, cuando dos voces perturbaron la paz del pasillo. Se volvió y vio a Elizabeth y a Bill acercándose. Bill tenía un libro de músicaen la mano, ella se veía hermosa, vibrante, y enteramente sexy.
- Hola, William. – Dijo- ¿Listo para entretener a las masas?
Se sorprendió gratamente por la calidez de su saludo agradecido- Él le sonrió.- Estoy esperando a escucharte primero. ¿Qué vas a cantar?
- Una canción de Gershwin.- Sus labios temblaban. - La cogí pensando en ti.
- Me siento halagado.
Sus ojos bailaban con...
tracking img