Drogas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1859 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
•La Drogadicción

La drogadicción carcome la integridad del hombre, corroe la concordia de la sociedad y destruye la unidad de la familia, borrando el amor y el respeto que debe reinar en el hogar. Los vicios están destruyendo la dignidad, el honor y los sentimientos humanos de los pueblos.

•Drogas

Sustancias químicas, naturales y sintéticas que pueden emplearse para afectar:

•Elcuerpo y sus procesos

•La mente y sistema nervioso

•La conducta y sentimientos

Las drogas son más temibles que el cólera y la peste negra del pasado. La droga es más fuerte que la cicuta que tomó Sócrates y que el áspid que mordió a Cleopatra.

Droga es cualquier sustancia que, una vez introducida en el organismo a través de distintas vías (esnifada, inyectada, fumada o tragada), tienecapacidad para alterar o modificar las funciones corporales, las sensaciones, el estado de ánimo o las percepciones sensoriales (vista, oído, tacto, gusto, olfato).

Existen muchas clases de drogas. Algunas son legales como el alcohol, el tabaco o los fármacos; otras son ilegales como el hachís, la cocaína, la heroína... Todas las drogas tienen un denominador común: al ingerirlas, sea cual sea laforma, pasan a la sangre y, a través de ella, al cerebro y a todo el organismo, provocando los diferentes efectos que las caracterizan: excitar, relajar o distorsionar la realidad.

•Las Drogas: Solución o Problema

“La religión es el opio de los pueblos” es una cita célebre de las obras de Karl Marx. Marx es uno de los grandes pensadores que han cambiado el mundo, Freud y Darwin son, porejemplo, del mismo grupo. Sus teorías han compelido al mundo a pensar de otro modo en todo. La teoría Darwinista demistificó en parte el origen del género humano y refutó la explicación primitiva que encontramos en el libro de Génesis. Su teoría sustituyó lo místico con lo real. El mundo educado ya no tiene fe en la religión y prefiere la ciencia. La ciencia está comenzando a demostrar que el cerebro escomo una máquina química y no es una vasija del alma. Si esta teoría fuera correcta todos nuestros pensamientos y emociones estarían solamente químicos; reduciría toda nuestra alegría y todo nuestro dolor al nivel de una reacción. Hoy en día parece que las químicas son la explicación y la solución de todo. Las drogas están químicos. Por consiguiente, podemos ordenar de nuevo la frase y decir quelas drogas son la religión del pueblo.

A un nivel más vulgar, parece que la frase es correcta también. El abuso de drogas, legales e ilegales, se encuentra en todas partes. El papel que las drogas y la filosofía hicieron durante los años sesenta era enorme. El reblandecimiento general de la moralidad en Europa del oeste y los Estados Unidos ha permitido a la cultura de drogas expandirse. Vivimoshoy en una sociedad donde una mitad de los jóvenes, los cuales tienen dieciséis años, han probado la droga marihuana y un cuarto han probado la anfetamina. Más serio aún, los gobiernos están luchando una batalla ardua contra las drogas. Según el grupo de acción financiera del G7, las ventas anuales de cocaína, heroína y canabis representan 120,000 millones de dólares en los Estados Unidos y enEuropa. Esta suma inconcebible, financia los carteles ilegales globales del crimen organizado, que están empezando a gobernar en los países subdesarrollados.

Con un saldo cronológico en la historia del opio caemos en la guerra civil norteamericana. Muchas veces, el hombres es incapaz de soportar el drama de la vida con sus dolores y sus sufrimientos y para mitigarlos apela cuando es culto, a lafilosofía y a la religión, o, cuando su intelecto no está pulido, echa manos a lo sobrenatural y a lo incognocible o busca en el embrujo de la magia el tranquilizante de sus angustias. Pronto recurre, sin embargo, a lo que más corrompe y aturde la conciencia de los humanos, el grillete de la degeneración y la ignorancia, a las drogas, a esa arma sin filo y sin pólvora, que diezma el tesoro más...
tracking img