Eeuu e israel frente a la creación de la corte penal internacional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1941 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Universidad Central de Venezuela.
Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas.
Escuela de Estudios Políticos y Administrativos.
Seminario: Conflictos Internacionales, Estatuto de Roma y Corte Penal Internacional.
Prof.: Esluve Sosa

EEUU e Israel frente a la Corte Penal Internacional

En primera instancia, la retirada de la firma de Estados Unidos al Estatuto de Roma que sentabalas bases legales e institucionales para por fin concretar el proyecto de creación de una Corte permanente internacional que sancionara los crímenes de genocidio, lesa humanidad y de guerra, parece caer como una actitud pedante del hegemón mundial si evaluamos el grado de organización y cooperación que logró la comunidad internacional para llevar a cabo la creación de dicho Estatuto, pero aladentrarnos un poco más en la situación, y haciendo un análisis politológico sobre el por qué EEUU se retira, nos encontramos con el ascenso al Despacho Oval de una elite política neoconservadora, la cual quiere dejar bien en claro y cueste lo que cueste el papel de EEUU como potencia líder del mundo, y alrededor de la cual se generen las reglas de juego que han de mover las piezas del escenariomundial.

La constitución de una Corte Penal Internacional, no ha sido fácil para aquellos que creen en el Derecho Internacional como un legítimo árbitro de las relaciones entre Estados; desde 1945 luego de la creación de un Tribunal Internacional para juzgar a importantes miembros del gobierno nazi de la Alemania de Hitler, luego de la Segunda Guerra Mundial ha estado el tapete la idea de su creación,sin embargo, el tenso clima que se generó tras el fin de la guerra en el que dos superpotencias competían entre sí por el título de ser la más grande del mundo –Guerra Fría- hizo mermar la intenciones de aquellos que abogaba por la creación de un tribunal de tal magnitud; pareciera que la época de la Guerra Fría suspendió las voluntades y las sometió a las de uno u otro bloque. Más adelante, enel tiempo, luego del proceso de descolonización de mediados del siglo XX y tras la caída del Muro de Berlín y la disolución de la URSS, los conflictos en África vividos en el año de 1993, desencadenaron una cruenta guerra civil en Ruanda, que minó a la Nación de una lucha fraticida en la que el grupo étnico asentado en el poder político buscó la exterminación de otra etnia –mayoritaria ehistóricamente a la cabeza del poder-; fue entonces cuando se creó un tribunal internacional que sirve de antecedente a la corte. Así también, en el antiguo territorio de la Ex Yugoslavia, los mismos hecho se repitieron, enfrentando distintos grupos étnicos en un mismo territorio; la creación de un nuevo tribunal internacional se sumaba al reclamo mundial y a la necesidad de crear una legislación que buscarasancionar este tipo de atroces crímenes que atentan en contra de la paz internacional, y generan una mancha y una huella imborrable en la dignidad humana.

La política norteamericana de saboteo a las intenciones de creación de una instancia internacional con poder para juzgar ciudadanos de todo el mundo no solo se ve reflejada en la retirada de la firma en 2001 por la administración Bush, si noque se remonta a aquellos intentos de creación de tribunales para los conflictos de Ruanda y de la Ex Yugoslavia auspiciados por la Organización de Naciones Unidas, y es así como las declaraciones de Pierre-Richard Prosper, embajador especial estadounidense para supervisar los crímenes de guerra declaró, en aquel entonces, que "la integridad de ambos tribunales y el profesionalismo de laspersonas que los dirigen se han puesto en entredicho tras varios alegatos de corrupción y abuso de poder"; se expresa en estas declaraciones la falta de interés de la élite política norteamericana de que sea posible la existencia de un organismos de tal magnitud que ponga en entredicho su capacidad de imponer y crear las reglas que, como potencia hegemónica, crea convenientes a sus necesidades....
tracking img