El alienista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2774 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN DEL TEXTO

Simón Bacamarte, gran médico de 34 años, después de recorrer Portugal, Brasil y las Españas, volvió a su lugar de origen Itaguaí, para entregarse al estudio de la ciencia.
Bacamarte a la edad de 40 años se casó con doña Evarista da Costa e Mascarenhas, mujer ni bonita ni simpática, pero con las cualidades suficientes para ser esposa y poder darle hijos sanos, aunque trascinco años de espera, esos hijos nunca llegaron. Bacamarte entonces se sumergió en profundidad en el estudio y práctica de la medicina, llamándole especialmente la atención el área de lo psíquico, disciplina olvidada tanto en la Villa de Itaguaí como en los demás reinos, destinando al olvido a cualquier loco furioso.

Bacamarte pidió permiso al Ayuntamiento para ofrecer ayuda a estos enfermos,construyendo un edificio en el que daría asistencia a todos los dementes de la villa, gracias a la paga que el ayuntamiento le daría cuando la familia del enfermo no lo pudiese hacer. Esta idea suscitó gran curiosidad por parte de sus vecinos, pero también gran rechazo y oposición, llegando a ver a Bacamarte como un demente.

Su mujer Doña Evarista, intentó convencerle para quitarle la idea dela cabeza, pero Bacamarte con gran elocuencia y seguridad, tranquilizó a su mujer y consiguió que los concejales del ayuntamiento aprobaran el proyecto y destinaran un impuesto a subsidiar el tratamiento, alojamiento y manutención de los locos pobres.

Bacamarte, entonces construyó el asilo "Casa Verde" en una de las calles más hermosas de Itaguaí, Rua Nova. El asilo tendría cincuenta ventanas,un patio central y numerosas habitaciones. Su fiesta de inauguración fue sonada en todas las villas y poblados, acudiendo gente de muy diversos lugares. Ya en la inauguración había internos, pudiendo los familiares ver el trato cariñoso que estos recibían. Doña Evarista, estaba exultante y feliz, viéndola los demás vecinos como mujer de un gran hombre y de gran espíritu.

El objetivo deBacamarte, era estudiar en profundidad la locura, clasificarla y buscar soluciones para ella, así se lo transmitía a su amigo el boticario Crispín Soares, haciéndole cómplice de la importancia de este asilo para él.
"Casa Verde" empezó a crecer en número de internos que venían de todas las villas, convirtiéndose en una población, parecía increíble que hubiera tantos locos en el mundo, y menos aún loinexplicable de algunos casos, según confesaba el padre Lopes. En "Casa Verde" había locos de amor, locos de celos, de manía de grandeza, etc. Y a la vez que crecía en internos, también crecía en gestión y organización, convirtiéndose en palabras de Bacamarte " La Casa Verde, es ahora una especie de mundo, en el que hay un gobierno temporal y un gobierno espiritual.

El alienista, clasificó alos enfermos en furiosos y mansos y a estos según tuvieran alucinaciones, delirios... analizaba a todos en particular (sus hábitos, costumbres, delirios, traumas infantiles...) y estudiaba el mejor régimen, medicamento o recursos paliativos para cada uno de ellos. Esto le ocupaba la gran mayoría de su tiempo, llegando incluso a dormir y comer poco y a quedarse cada vez más absorto en sus propiospensamientos. Esto empezó a perjudicar a Doña Evarista, que empezó a sentirse la mujer más desgraciada, ya que dejó de intercambiar cualquier tipo de palabra con ella, y se sentía abandonada en el lugar que había ocupado "La Casa Verde".
Bacamarte intentó complacer a su mujer, ofreciéndola que hiciera un viaje a Rio de Janeiro con el dinero que había ganado con el asilo, que se contaba enmontones y montones de arcas, para gran sorpresa de Evarista, a la que automáticamente le volvió la sonrisa.

Tres meses después partieron Doña Evarista con lágrimas en los ojos junto con varios acompañantes entre ellos la mujer del boticario Crispín Soares, el cual también entristeció a la partida de su mujer.
El alienista no sintió tristeza en la partida, ya que, a el sólo le ocupaba y...
tracking img