El amaranto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (902 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El amaranto


Historia

El amaranto es un cereal orgullosamente mexicano, que hemos consumido nosotros y nuestros antepasados desde antes de que América fuera colonizada por los europeos.
Elcultivo del amaranto fue iniciado por los antiguos pueblos del Valle de México, por ejemplo los aztecas.
Se comienza a consumir cerca del siglo XIII o XIV, cuando los pueblos del centro y sur de lo queahora es el centro y sureste de la Ciudad y del Estado de México fundaron sus ciudades, entre ellas, Coapa, Xochimilco, Tláhuac, Chalco, Tenango y Amecameca.
Antiguamente, el amaranto se ofrecíacomo ofrenda a los dioses aztecas, y era llamado huautli.
Lo combinaban con sangre humana para ofrecerlo de ofrenda, pero también se incluía en la dieta básica de las personas.
En el siglo XVI, cuandolas tropas de Hernán Cortés llegaron a México, el consumo del amaranto se vio restringido, ya que se consideraba ajeno al catolicismo que ellos querían imponer a la población que colonizaban, ylógicamente la gente no quería ser llevada a la inquisición.
Las plantas de amaranto esperaron sin ser utilizadas tres siglos en el sur de la ciudad, aunque había minorías en esas zonas que lo consumía.
Enel siglo XIX, México logra su independencia, y años más tarde el consumo del amaranto renace y se vuelve más conocido en todo el país. Al paso del tiempo se van inventando distintas formas decomerlo, y entre ellas uno de los dulces típicos más famosos de México, la palanqueta de amaranto popularmente llamada alegría.
En nuestros días, hay empresas que se dedican exclusivamente al cultivo ycomercialización de éste cereal. Aunque son pocas, el amaranto se puede encontrar en casi todo lugar: en misceláneas, tiendas de autoservicio, tiendas de dulces típicos mexicanos, el Centro Histórico, elmercado, y hasta en las dulcerías de algunas tiendas departamentales o centros comerciales.
Debemos conservar esas tradiciones mexicanas muy vigentes, y que no le ocurra lo mismo que al chicle o...
tracking img