El ambiente en la prehistoria de américa un animal que usa el fuego

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1466 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Texto Nº 1

El ambiente en la prehistoria de América: Un animal que usa el fuego
Está muy generalizada la creencia que sostiene que los problemas ambientales son una exclusiva consecuencia de los procesos recientes de urbanización e industrialización. En realidad, ése es un caso particular de incidencia sobre el medio ambiente, pero todas las sociedades humanas tienen su propia relación con lanaturaleza. En consecuencia, existe una problemática ambiental específica de cada una de las formas de organización social. Esto ocurre desde los primeros estadios de desarrollo de nuestra especie.
La aparición del hombre significó el comienzo de una modificación en gran escala de los ecosistemas del planeta. Sabemos que cualquier especie nueva alterará su ecosistema de algún modo: un herbívorodisminuirá en algo la cantidad de vegetales y estará disponible para ser comido. Un carnívoro hará bajar las poblaciones de aquellos herbívoros que se come y así sucesivamente hasta recuperarse alguna forma de equilibrio.
Esta forma de funcionamiento de los sistemas naturales comienza a modificarse hace un par de millones de años, con la llegada de nuestros primeros antepasados. El desarrollo delas diversas culturas y los avances tecnológicos permiten que los seres humanos alteren los mecanismos naturales de regulación de las poblaciones animales.
Como sabemos, los herbívoros comerían todos los pastos a su disposición (y después morirían de hambre) si no fueran, a su vez, comidos por los carnívoros. A su vez, las poblaciones de carnívoros están reguladas por la cantidad de herbívorosdisponibles. No pueden ir más allá porque no tendrían de qué sustentarse. Esto hace que en el largo plazo, las biomasas de pastos, de conejos y de zorros permanezcan más o menos equilibradas en torno de ciertos valores promedio.
Pero la aparición y el desarrollo de las tecnologías productivas hace que los seres humanos reduzcan continuamente los límites que la naturaleza impone a su especie. Desdela invención de la agricultura y la ganadería (cuando empezaron a escasear los animales para cazar y las plantas para recolectar) hasta la detección de recursos naturales mediante imágenes de satélite (cuando comenzaron a escasear esos mismos recursos naturales), la tecnología aumenta la disponibilidad de alimentos para los seres humanos. Cuando la especie humana satura los espacios que ocupa,apela a recursos tecnológicos de los que no disponen las demás especies. Es decir, aumenta la capacidad de carga de los ecosistemas del planeta en relación con nuestra especie.
Esto significa, por una parte, una tendencia al crecimiento más o menos continuo de las poblaciones humanas, lo que no ocurre con ninguna especie sujeta a los mecanismos, de la naturaleza. Pero además, cada crecimientopoblacional termina agotando las ventajas logradas por el avance tecnológico que le dio origen. El resultado es que nuestra especie vive largos períodos de su historia actuando sobre el límite de carga de los ecosistemas que utiliza.
Pero además, la acción del hombre sobre la naturaleza va mucho más allá de su triple rol como comedor de vegetales, carnes o desperdicios. Nuestra incidencia no es sólopor lo que comemos sino especialmente por nuestra capacidad para alterar el entorno.
Pensémoslo de este modo: al humanizarnos pudimos acceder al fuego. No había forma de hacerlo antes. Para poder acercarse al fuego, para ser capaz de manipularlo, de conocer sus efectos y de preverlos, hay que tenerle miedo primero: después poder reflexionar sobre ese miedo y transformar el pensamiento en acción.Esa capacidad de operar sobre lo abstracto y aplicarlo a la vida, es lo que nos hace humanos. Es también, un abismo frente a animales que tienen organización social (como las abejas y las hormigas), o tienen un lenguaje complejo como los delfines o utilizan herramientas (como los chimpancés).
Los primeros grupos humanos usan el fuego para cazar y para modelar su entorno. La quema de pastizales,...
tracking img