El amor nunca deja de ser, ensayo sobre la novela maria de jorge isaacs

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (680 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INSTITUCIÓN EDUCATIVA DIEGO DE TORMES

ENSAYO SOBRE LA NOVELA MARIA DE JORGE ISAACS

ESPAÑOL Y LITERATURA
PROFESORA: ESTELA RONDON
CICLO SEIS

ERIKA MARIA ORTIZ

BOGOTA 04 DE NOVIEMBRE DE2010

EL AMOR NUNCA DEJA DE SER…

El amor aparentemente ha sufrido diferentes cambios a través del tiempo, al igual que su forma de ser manifestado.
En nuestros días se le llama amor a un sinnúmero de emociones pasionales que distan mucho de ser ese verdadero amor que desea Dios que en nosotros florezca hacia las demás personas y sobre todo hacia esa persona especial con quien compartiremosnuestras vidas.
Veamos el versículo 13: 4-8 de 1 de corintios en donde el señor nos enseña sobre la preeminencia del amor:

El amor es sufrido, es benigno;
El amor no tiene envidia,
El amor noes jactancioso,
No se envanece;
No hace nada indebido,
No busca lo suyo, no se irrita,
No guarda rencor;
No se goza de la injusticia,
Más se goza de la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree,Todo lo espera, todo lo soporta.
Él amor nunca deja de ser…

Que hermosa enseñanza de nuestro Dios y cuan equivocados estamos nosotros cuando pensamos que amamos con el corazón, o que en realidadnos aman.
Cuando recuerdo el amor entre Efraín y María que tan inocentemente nos presenta Jorge isaacs, me conmuevo al pensar en que hubo una época en el que la mujer era sumamente respetada por supretendiente y en donde ella manejaba unos estándares muy elevados de castidad y pureza, quisiera enunciar con esto un extracto del capítulo 3 de 1 de Pedro versículos 2, 3, 4,5:

Considerandovuestra conducta casta y respetuosa.
Vuestro atavío no sea el externo de peinados
Ostentosos, De adornos de oro o de vestidos lujosos,
Sino el interno, el del corazón, en el incorruptible
Ornato deun espíritu afable y apacible, que es de
Grande estima delante de Dios.

Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus...
tracking img