El clud de los voluntarios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (708 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El club de los voluntarios
Pertenecer al exclusivo grupo del que soy miembro tiene sus ventajas. Con una reunión de 30 minutos cada seis meses garantizo mi cupo y aunque diariamente se suman nuevoscompañeros, el régimen de entrada tiene un precio: Donar sangre voluntariamente.
“La donación es el acto más humano y social de la transfusión”, dicen la mayoría de los folletos que generalmentetiramos antes de leer. “A pocos días del Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre, haz tú la diferencia”, rezaba el escrito y, como especie de esas señales que te dicen aquí hay un tema, me empezó ainteresar eso de la donación “voluntaria”, sobre todo porque ahorita las cosas son ajuro o a cambio de algo.
Eso mismo dije frente a una fila de personas a las que llaman donantes por reposición,los que deben “retribuir” la sangre que usaron sus familiares por motivos de emergencia y que, tal cual entidad bancaria, te exigen para mantener llenas las bóvedas que otro extraño pueda necesitar.Jefferson, uno más en la espera, pareció olvidarse de las otras 46 personas de la pequeñita sala de espera y comentó la historia de su amigo tiroteado la noche antes, mientras otros más callados selimitaban a esperar ser atendidos por las enfermeras del banco de sangre del Hospital Domingo Luciani.
“Es una lástima que todas estas personas vengan por reposición de sangre y no por voluntadpropia”, asomó a decir la encargada con nombre de hombre, Jesús. La cuestión era obvia, no hacía falta trabajar allí para saberlo. Pero ella estaba acostumbrada a hacer esperar a la gente, en ese intentode hacerles pagar por culpa de una conducta que tiene toda la vida: Donar por mera obligación. Irónicamente, dos días después, un 9 de noviembre, se celebraría la mencionada fecha y en ese lugar lo quemenos abundaba era donantes de ese tipo.
“¿Alguien viene a donar voluntariamente?”, preguntó, pero yo, que venía sólo por una entrevista periodística y simple capricho, no era el más indicado...
tracking img