El derecho a morir dignamente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1544 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALGDGADU
SFU
EL DERECHO A MORIR DIGNAMENTE
Os prevengo que esta noche a más de uno de vosotros al escuchar esta plancha, le hará estremecer las fibras del cuerpo vivo que ahora poseen.
El derecho a morir dignamente…la primera idea que se me vino a la mente es más bien que las sociedades debamos aunar todos los esfuerzos, dentro lo posible, para que la mayoría de nuestros ciudadanos vivandignamente a pensar en morir dignamente, ya que la vida es más larga que el aparente breve instante que sobreviene la visita de la muerte, al menos esto pensaba antes de inmiscuirme en el tema de este trabajo encomendado.
Luego de muchas lecturas sobre el tema, confieso que tengo una nueva percepción, que les explicare a medida de como el tema fue madurando. Uno de los seudo-valores cristianosinculcados desde la infancia, es: “…mientras haya un soplo de vida hay esperanza…”, siendo así que el último siglo, la medicina sin lugar a dudas, ha desarrollado enormes avances en la salud, y consecuentemente la prolongación de la vida media. Sin embargo, en este esfuerzo se han desarrollado diferentes técnicas para prolongar la vida de pacientes en estados terminales.
Pero antes debo demencionarles la diferencia entre un paciente en estado crítico y un paciente en estado terminal. El estado de salud del paciente crítico se halla comprometida que hace temer con fundamento, en un cercano desenlace no muy halagüeño, se aclara que no todo paciente crítico está condenado a morir, algunos son potencialmente recuperables, en cambio, el paciente en estado terminal es aquel que a pesar decualquier medida y procedimiento convencional y extraordinario no puede ser rescatado, es decir, no existe ninguna posibilidad de mejoría y curación. No solamente debemos pensar en el paciente en estado terminal como aquel inconsciente, en estado comatoso, mentalmente incapaz, o aquel postrado en una cama de por vida, dependiente de los demás para llevar a cabo las funciones más básicas, comer,levantarse, ir al baño, etc., debemos pensar también en aquel paciente lúcido, mentalmente competente, pero con dolores insoportables, prisionero de su propio cuerpo, un esclavo de concepciones morales y religiosas, de un equipo médico y familiar que se empecina en mantenerlo vivo en complicados y traumáticos equipos mecánicos, con tubos, cables, luces y alarmas, induciendo a mayor ansiedad losúltimos instantes de vida, solo y en una sala de cuidados intensivos. Y puedo asegurarles que mi actividad como “masón activo” en el ambiente de la construcción, los quirófanos y cuidados intensivos son diseñados con otro fin, el de la sanidad y no precisamente son lugares acomodados para pasar tus últimos instantes de vida, ya que son diseños tétricos y fríos.
Quedaron atrás, cuando moríaspostrado en casa al lado de tus seres queridos: esposa, hijos, cercanos amigos y el médico de cabecera, dando tus últimas instrucciones, mencionando tus últimos pensamientos, aquellos que los tuyos recordaran siempre como no solamente tus últimas palabras, sino como las más sabias que dejaste.
La eutanasia pasiva aboga por que se respete la última de las libertades civiles, que permite el derecho amorir cuando la vida llega a hacerse físicamente insoportable, el dolor es grande, y no hay perspectiva de recuperación. Si las circunstancias así lo aconsejan, el médico debiera estar autorizado moralmente a utilizar la dosis de opiáceos o narcóticos que logre el efecto analgésico deseado, aún a riesgo de ocasionar depresión respiratoria; o a no apelar a un resucitador, o a una diálisis, o a unantibiótico, para hacer del moribundo una última estadía tranquila y que se lleve de sus últimos instantes una paz sosiega.

No se debe confundir con la eutanasia activa, aquel que el médico juega a dios, en la cual decide sin previa consulta quitar la vida del paciente que no eligió el momento ni el lugar de su último suspiro. No se debe matar inútilmente a seres humanos, pero tampoco...
tracking img