El erizo y l zorra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ERIZO Y LA ZORRA: ISAIAH BERLIN

I) Prólogo de Mario Vargas Llosa
Una constante del pensamiento occidental es creer que existe una sola respuesta verdadera para cada problema humano, y que, una vez hallada esa respuesta todas las otras debe ser rechazadas por erróneas. Creencia complementaria de la anterior, y tan antigua como ella, es que los más nobles ideales que animan a los hombres(justicia, libertad, paz, placer, etc.) son compatibles unos con otros. Para Isaiah Berlin estas creencias son falsas y de ellas se han derivado buena parte de las tragedias de la humanidad. Todas las utopías sociales, de Platón a Marx, han partido de un acto de fe que los ideales humanos –las grandes aspiraciones del individuo y la sociedad- son capaces de congeniar, que la satisfacción de uno ovarios de estos fines no es obstáculo para materializar también los otros. Quizá nada exprese mejor este optimismo que el lema de la Revolución Francesa: Libertad, Igualdad, Fraternidad; revolución que demostró al mundo, a través de sus carnicerías y frustraciones, que la realidad social era más tumultuosa e impredecible de lo que suponían las impecables abstracciones de los filósofos. Estos idealesdemostraron repelerse unos a otros al pasar de la teoría a la práctica. Los revolucionarios franceses descubrieron que la igualdad era una fuente de desigualdad. Así para establecer la igualdad, impusieron la coacción, la vigilancia, la acción niveladora del Estado. Que la injusticia social fuera el precio de la libertad y la dictadura el de la igualdad, y que la fraternidad solo pudieraconcretarse transitoriamente por causas negativas (una guerra o un cataclismo que aglutinan a la población), es algo lastimoso y difícil de aceptar. Para Isaiah Berlin, más grave que aceptar este terrible dilema, es no aceptarlo. Montesquieu ya había advertido, como característica central en el discurrir de la humanidad, que los fines de los hombres fueron muchos y distintos, y a menudo incompatibles unoscon otros, y que esta era la raíz de choques entre civilizaciones y de diferencias entre comunidades, de rivalidades entre clases y grupos, y en la propia intimidad de la conciencia individual, de crisis y desgarramientos. Berlin cree que en cuestiones sociales son siempre preferibles los éxitos mediocres pero efectivos a las grandes soluciones totalizadoras, fatalmente quiméricas.

Si no hayuna sola respuesta para nuestros problemas, nuestra obligación es vivir constantemente alertas, poniendo a prueba las ideas, leyes, valores que rigen nuestro mundo, confrontándolos unos con otros, ponderando el impacto que causan en nuestras vidas, y eligiendo unos y rechazando o modificando los demás. Y, al mismo tiempo que un argumento a favor de la responsabilidad y de la libertad de elección,Isaiah Berlin ve, en esta condición del destino humano, una irrefutable razón para comprender que la tolerancia, el pluralismo son, más que imperativos morales, necesidades prácticas para la supervivencia de los hombres. LAS DOS LIBERTADES Berlin ha contribuido con dos conceptos propios a esclarecer la noción de libertad: los de libertad positiva y negativa. La libertad está estrechamente ligada ala coerción, es decir a aquello que la niega o la limita. Se es más libre en la medida en que uno encuentra menos obstáculos para decidir su vida según su propio criterio. Mientras menor sea la autoridad que se ejerza sobre mi conducta; mientras esta pueda ser determinada de manera más autónoma por mis propias motivaciones (mis necesidades, ambiciones, fantasías personales) sin interferencia devoluntades ajenas, más libre soy. Este es el concepto negativo de la libertad. Es un concepto más individual que social y absolutamente moderno. Parte del supuesto de que la soberanía del individuo debe ser respetada porque es ella, en última instancia la raíz de la creatividad humana, del desarrollo intelectual y artístico, del progreso científico. Si el individuo es sofocado, condicionado,...
tracking img