El estado y la iglesia en la educación moderna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (951 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Importancia del estado en la educación
Durante la Edad Moderna, el modelo educativo seguirá siendo prácticamente dirigido por el ámbito eclesiástico de carácter estatal, inclinándose en losjesuitas o calvinistas. Es más, se podía decir que el Estado moderno permanece indiferente a la educación, considerándola, como en el pasado medieval, siendo un privilegio exclusivo de la Iglesia católica ode la Iglesia reformada.
La idea del estado era que la educación popular fuera de carácter estatal; este tipo de educación se estimo que lo impartieran las iglesias o, como mucho, de las autoridadeslocales. No ocurre así, sin embargo, con la educación superior, porque, aún siendo la Universidad fundamentalmente competencia de la Iglesia, presenta un notable interés para el Estado, dada suincidencia en la formación de los cuadros dirigentes, y, por tanto, en el reclutamiento de la burocracia estatal.
El poco interés que tenia el estado por la educación popular fue solo aparente, ya que nodebe pensarse que la educación elemental le es totalmente ajena o que el papel del Estado es siempre pasivo o que dicho es uniforme en todos los países europeos.
Según Frijhof habla de laexistencia de diversos modelos que aclarecen lo dicho anteriormente.
Un primer modelo, representado por la Francia de los siglos XVI y XVII, sería aplicable a todos aquellos países donde las relaciones entreel trono y el altar no han sido excesivamente cordiales, adoptando el Estado cierto distanciamiento respecto de la acción de la Iglesia. En este modelo, que incluye tanto a países católicos como aprotestantes, la enseñanza básica, elemental o popular, es asegurada por las organizaciones religiosas sin que el Estado preste especial apoyo, limitándose a reconocerla, aunque en ocasiones proceda aregular la situación de una manera vaga y general.
En el extremo opuesto se situaría el modelo sueco -ley de 1686- en que el Estado y la Iglesia reformada se apoyan mutuamente. Por tanto, el Estado...
tracking img