El factor humano: capítulo xv

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1199 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo XV: Ver para creer
Mandela tuvo que afrontar enormes dificultades para convencer a los sudafricanos negros de apoyar a los Springboks. En una concentración del CNA en KwaZulu rural sus seguidores lo abuchearon cuando lo vieron ponerse la gorra que le había regalado Le Roux. La comunidad Ezakheni era uno de los lugares más atrasados del país, donde las heridas seguían abiertas ypedirles que tuvieran cariño a los Springboks era casi una grosería. Sin embargo, Mandela se ganó a su público. Fue firme en sus palabras, la construcción nacional significaba pagar un precio. El precio para los blancos era abrir los deportes a los negros y el precio para los negros era apoyar a la selección de rugby.
Igual de difícil fue convencer a la gente de que los Springboks podían verdaderamenteganar la Copa del Mundo. La victoria era esencial para Mandela, era la forma de movilizar a los incrédulos. La evolución de la mitad negra del cuerpo de guardaespaldas de Mandela era reflejo del cambio a nivel nacional. La primera victoria de los Springboks les fue indiferente, pero con los siguientes partidos el entusiasmo de sus colegas blancos los contagió. Empezaron a aprender detalles delrugby y hasta aprendieron a jugarlo. La atmósfera política en vísperas de la semifinal contra Francia era sorprendente, las calles estaba llenas de gente y cada día de más negros. Verdaderamente todo el país estaba con los Springboks, y los chicos sabían que si ganaban harían ese vínculo todavía más fuerte. Los Springboks no retrocedieron ante los franceses y Sudáfrica pasó a la final.
Reflexiones* En una negociación no se puede ceder en lo esencial pero debemos estar dispuestos a dar ciertas concesiones para alcanzar acuerdos. Mandela se refiere a esto como pagar el precio, cada parte debía aportar con algo para la construcción nacional.
* Mandela también se trasformó durante la Copa del Mundo, se vio atrapado por el fervor y se convirtió en otro aficionado patriota. Hablaba delos Springboks como sus chicos, pues su parte política y personal se fundían en uno.
* Parte de la genialidad de Mandela es que sabía hablar en términos positivos. Nunca hablaba de los afrikáners como personas malas o enemigos, sino como individuos que se habían equivocado.
* Pienso que el factor decisivo en la semifinal contra Francia fue la magia de Mandela, que llenó a losSpringboks de voluntad y fuerza para ganar.
Capítulo XVI: La camiseta número seis
El 24 de junio de 1995 se jugaba la final de la Copa del Mundo de rugby contra Nueva Zelanda. Esa mañana Mandela disfruto mucho al ver que los diarios negros se unían al espíritu de celebración reinante, pero lo que más le satisfizo fue ver como los periódicos afrikaans estaban eufóricos por el apoyo de la Sudáfrica negraa los Springboks. Mandela estaba un poco preocupado por la multitud con la que se iba a encontrar, pues la mayoría de los espectadores del partido de esta tarde era afrikáners de pura cepa. Su guardaespaldas número uno para ese día, Moonsamy, le propuso usar la camiseta de los Springboks para el partido. A Mandela le pareció una idea magnifica y solicitó a Louis Luyt una camiseta con el número 6de Piennar.
El equipo de Nueva Zelanda era formidable, uno de los mejores de la historia. La principal preocupación era el grandulón Jonah Lomu, el llamado “rinoceronte con zapatillas de ballet”. Mandela estaba seguro que los Springboks podían manejarlo pero pocos compartían su optimismo. La presión para los Springboks era inmensa, la abrumadora sensación de que el país entero estaba con ellosera aterradora y a la vez los llenaba de energía. Mandela estaba preocupado por los resentidos blancos pero no era consciente de que también existían resentidos negros. Bekebebe no se sentía capaz de perdonar a los Springboks y apoyarlos. Estaba muy confundido pues nadie en su comunidad compartía su opinión, ni siquiera su novia Selina que era más radical que él.
Reflexiones
* La...
tracking img