El gesto de la pintura de los ochenta en chile

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3074 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Gesto de la Pintura en Los Ochenta

Es así que a principios de los ochenta vuelve a aparecer un regreso a la pintura por parte de una serie de artistas debido a la pérdida de protagonismo que ésta estaba experimentando por la emergencia de las prácticas llamadas conceptuales y por la sanción recibida por parte del discurso crítico que se hizo cargo de la neo-vanguardia criolla.[1]

Así lolargo de los ochenta coexistieron distintas orientaciones enmarcadas en la estética del cuadro:
-Unas establecían una continuidad con la tradición nacional
-Otras orientaciones empezaban a cuestionar la tradición pictórica occidental y local sin abandonar el propio ejercicio.
-Otra línea estaba basada en el Gesto.

La opción vitalista o gestual la que más nítidamente se hizo visible a comienzosde la década. Acaso, el motivo de su notoriedad tuvo que ver con el hecho de que su ánimo se conectó de manera más directa con un cierto sentir imperante relativo al inexorable derrumbe de los sueños utopistas (romanticismo vanguardista mediante) y el consecuente desencanto que ello trajo. [2]

El carácter de boom que adquirió en los ochenta la pintura de tono vitalista estuvo necesariamenteligado a un espíritu epocal. Es preciso reconocerlo por muy historicista que esto suene. [3]

Como es sabido hacia fines de la década de los setenta el arte occidental comenzó a experimentar un resurgimiento del soporte-pintura asociado a escenas como la transvanguardia italiana o los neo-expresionismos alemán y norteamericano.

Estas, compensaron el saturamiento conceptual reviviendo laromántica idea de arte como vehículo de expresión del yo, y reimpulsando la obra de artistas que se habían mantenido al margen de las experimentaciones altomodernistas, como era el caso de Francis Bacon o Balthus. Tales artistas parecían encarnar el sentimiento de que el arte _o la pintura en este caso- parece tener que ver más con la imagen de la condición humana que con el compromiso de cambiar elmundo, la necesidad de ampliar las conciencias o promover la emancipación de la humanidad en desgracia.

Hipótesis:
“A Chile estos aires no arribaron como una mera —y ajena— moda cultural. En honor a la verdad habría que decir que, por vez primera en la historia de nuestra pintura, se produjo una sincronía entre la escena local y las corrientes que estaban emergiendo en el primer mundo”.

Contodo, sería demasiado simple explicar este fenómeno como la mera adopción de una moda. Las opciones neoexpresionistas _admitiendo sus diferentes matices- tuvieron como común denominador el desencanto. Y el desencanto no era algo que había que importar desde los grandes centros. Aquí en la periferia, los motivos para estar desilusionados no escaseaban; las aspiraciones ideológicas y las estrategiaspolíticas que habían alimentado la acción social en décadas pasadas habían sido barridas. Encima de todo, en el orden que nos interesa, la constatación cada vez más clara de la ineficiencia del arte como agente desestabilizador del sistema, terminó promoviendo el despliegue desvergonzado de una actitud hedonista, amante del goce, funcional al individuo.

Asimismo, la sospecha recaída sobre el muymoderno ideal del progreso, el cual había patrocinado la vertiginosa escalada de las vanguardias, favoreció el espacio para el florecimiento de una pintura sin pudores, obra de una generación de pintores que no suscribieron la tesis de la fusión arte-vida y que renunciaron con ello a la estetización de lo social (y viceversa) en función de la mentada emancipación que las vanguardias y neovanguardiasse esforzaban en promover. «El cuerpo social no depende para nada de lo que se pinta. De verdad el arte como cuerpo crítico frente al cuerpo social está dando la hora»[4] .Y es que se trata de una generación que descreyó de la capacidad del arte para cambiar al mundo. Esto no sólo porque la pintura se muestra ineficiente para ello, sino porque se es escéptico ante toda pretensión mesiánica o...
tracking img