El hombre absurdo en el muro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1509 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Autores Existenciales

Trabajo Final
[pic]

Yojana Shewi Galindo Rubio.

Mtra. Jacqueline Rayas Padilla

4to cuatrimestre
(septiembre-diciembre 2009)

Introducción

El título de mi trabajo es un simple juego de palabras para describir lo que pretendo en estas letras.

Al irme encontrando con la filosofía de Sartre plasmada en su libro “El muro”, no pude sino remontarmea la última discusión en clase sobre el hombre absurdo de Albert Camus.

Me pareció muy interesante poder encontrar similitud en el pensamiento de ambos, pues a pesar de sus marcadas diferencias –diferencias que los llevaron a terminar con su amistad- ambos representan el zeitgeist de la época.

El libro “El muro” consta de cinco novelas cortas, la primera de ellas es la que le dael nombre al libro en sí. La idea de hacer este trabajo surgió a partir de esta primera, sin embargo, al continuar leyendo el resto de las novelas y ya con la idea de este trabajo de por medio, fui encontrando matices del absurdo en cada una de ellas.

En este trabajo describo las características principales de la teoría del absurdo comparándolas con fragmentos de la obra de Sartre, enlas que considero se ven reflejadas o se encuentran implícitas dichas características.

Las citas que hago las tomo, por una parte, del ensayo “El mito de Sísifo” de Camus; por otra, de dos de las novelas cortas del libro de Sartre: El muro y La infancia de un jefe. La primer novela trata de un hombre sentenciado a muerte, la segunda, de la vida desde la niñez a la juventud de Luciano.Escogí estas dos porque me parece que ambos personajes se encuentran ante el absurdo en un momento dado: Pablo al encontrarse con una muerte inminente y anunciada; Luciano, al cuestionarse sobre la vida durante su crecimiento.

Para Camus, lo absurdo nace de la confrontación entre la necesidad de trascendencia y sentido en el ser humano, y la realidad de existir en un mundosin-sentido y atado a la transitoriedad e su experiencia: “el llamamiento humano y el silencio irrazonable del mundo”.

Siendo así, nada de lo que hagamos es trascendente, nada tiene un fin último. La decisión de vivir debe ser por la vida misma.

La lucidez es entonces la claridad de esta realidad absurda. El hombre lúcido es el hombre absurdo, que vive con plena conciencia de su finitud yde la fugacidad intrascendente de su existencia y con todo ello –o gracias a ello- se entrega completamente a su experiencia, amando lo que tiene y donde existe: la vida en la Tierra.
“Una vida más grande no puede significar para él otra vida. Eso sería deshonesto”.

Como dije, el primer paso del hombre absurdo es el hacerse conciente de su realidad: “La sensación de absurdo a lavuelta de cualquier esquina puede sentirla cualquier hombre”. Esa primer conciencia, ese ‘abrir los ojos’ lo podemos ver reflejado en la siguiente situación que Sartre nos presenta en El muro:

Pablo Ibbieta piensa:
“Tuve en ese momento la impresión de que tenía toda mi vida ante mí y pensé: “¡Es una maldita mentira!”. Nada valía puesto que terminaba. Me pregunté cómo había podidopasear, divertirme con las muchachas: no hubiera movido ni el dedo meñique si hubiera podido imaginar que moriría así. Mi vida estaba ante mí terminada, cerrada como un saco y, sin embargo, todo lo que había en ella estaba inconcluso. Intenté durante un momento juzgarla. Hubiera querido decirme: es una bella vida. Pero no se podía emitir juicio sobre ella, era un esbozo; había gastado mi tiempo entrazar algunos rasgos para la eternidad, no había comprendido nada.”

Sartre pinta a un hombre anarquista, que es sentenciado a muerte por su actividad política en tiempos de dictadura. No nos presenta una exaltación de su ideología sino todo lo contrario: nos muestra a un ser humano desnudo de amuleto ante una realidad totalitaria y concreta, su muerte. La muerte lo enfrenta al absurdo....
tracking img