El hombre en busca de sentido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1838 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
GLOSARIO
*Ilusión del indulto:
Según el cual el condenado a muerte, en el instante antes de su ejecución, concibe la ilusión de que le indultaran en el último segundo.
*Neurosis noógena
Es la incapacidad del paciente para encontrar significación y sentido de responsabilidad en la propia existencia.

OPINION GENERAL DE LA LECTURA
La lectura me parece muy buena ya que va llevando al lector averse en tales situaciones y relacionar las experiencias y sentimientos del autor con las experiencias y sentimientos propios.
Aún cuando no se comparan a las experiencias vividas en el campo de concentración, podemos relacionarlas con ciertas experiencias propias.
Me parece increíble que aceptara que la vida es digna de vivir, aún estando en esas condiciones de vida. No importaba quien fuera,puesto que cada uno de los prisioneros no era nada más que un número.
Por lo general, solo se mantenían vivos aquellos prisioneros que habían perdido todos sus escrúpulos en la lucha por la existencia; los que estaban dispuestos a recurrir a cualquier medio, fueran honrados o de otro tipo, incluida la fuerza brutal, el robo o la traición o lo que fuera con tal de salvarse. Una vez perdida lavoluntad de vivir, rara vez se recobraba.
La lectura nos habla de tres fases en las reacciones mentales de los internos en un campo de concentración:
- La fase que sigue a su internamiento
- La fase de la auténtica vida en el campo
- La fase siguiente a su liberación

El síntoma que caracteriza la primera fase es el shock. Bajo ciertas condiciones el shock puede incluso preceder ala admisión formal del prisionero en el campo.
Todos vivían con la ilusión de que serían liberados, de que, al final, todo iba a salir muy bien.
Cuando llegaron a la desinfección él quería conservar un manuscrito a toda costa, porque contenía la obra de su vida. Pero cuando el guardia lo insultó y dijo que su vida había cambiado y su reacción psicológica fue borrar toda la conciencia de su vidaanterior y comprendió que su única posesión era la existencia desnuda, en todos los sentidos. Literalmente hablando era lo único que poseían.
Sus primeras reacciones, fueron que no tenían nada que perder como no fueran sus vidas tan ridículamente desnudas.
Una fría curiosidad era lo que predominaba incluso en Auschwitz, algo que separaba la mente de todo lo que la rodeaba y la obligaba acontemplarlo todo con una especie de objetividad. Al llegar a este punto, cultivábamos este estado de ánimo como mediad de protección.
A los pocos días nuestra curiosidad se torno en sorpresa de ver que no se habían resfriado.
Dostoievski asegura terminantemente que el hombre es un ser que puede ser utilizado para cualquier cosa, contestaríamos: “cierto, para cualquier cosa, pero no nos preguntéiscómo”.
Lo desesperado de la situación, la amenaza de la muerte que día tras día, hora tras hora, minuto tras minuto se cernía sobre ellos, la proximidad de la muerte de otros –la mayoría- hacía que casi todos aunque fuera por breve tiempo, abrigasen la idea de suicidarse.
En la primera fase de shock, el prisionero de Auschwitz no temía la muerte. Pasados los primeros días, incluso cámaras de gas perdía,para él, todo su horror; al fin y al cabo, le ahorraba el acto de suicidarse.
Lessing, quien dijo en una ocasión: “hay cosas que deben haceros perder la razón, o entonces es que no tenéis ninguna razón que perder”.
La segunda fase: la vida en el campo se trataba de la apatía, una fase de apatía relativa en la que llegaba a una especie de muerte emocional. La primera de todas era la añoranza sinlímites de su casa y de su familia. Después la repugnancia que le producía toda la fealdad que le rodeaba, incluso en las formas externas simples.
El prisionero que se encontraba ya en la segunda fase de sus reacciones psicológicas no apartaba la vista. Al llegar a ese punto, sus sentimientos se habían embotado y contemplaba imposibles tales escenarios.
La apatía, el adormecimiento de las...
tracking img