El hombre y el plan de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3862 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL HOMBRE Y EL PLAN DE DIOS
Es totalmente sabido y siempre recordado, que ningún mejoramiento de nuestra antigua naturaleza es de algún valor para mantenernos ante Dios. Pudiera parecer muy bien, en lo que a esta vida se refiere, que un hombre vaya mejorándose a sí mismo por todos los medios a su alcance: cultivando su mente, desarrollando su memoria, elevando su moral, avanzando en su posiciónsocial. Todo esto es, en verdad, tan evidente como para no necesitar ningún argumento más.
Pero aun aceptando en forma completa la verdad de todo esto, queda absolutamente inconmovible la declaración solemne y arrasadora del apóstol inspirado, que "aquellos que están en la carne no pueden agradar a Dios".
EL HOMBRE SEGÚN EL PLAN DE DIOS
Los dinamismos presentes en nuestro ser más profundo nosimpulsan en una dirección que asume nuestro quehacer en el mundo y lo abre a un horizonte infinito. Los seres humanos, desde lo más íntimo de nosotros mismos, estamos llamados a responder, con nuestra propia libertad, al llamado que el Señor nos hace. Dios, sobreabundando de amor, crea al ser humano para que se relacione familiarmente con Él, para que se comunique y asocie con otros seres humanosy para que, siendo señor de la creación, dé gloria y alabanza al Creador.
Resulta bien conocida, por nuestro estudio y reflexión, así como por la propia experiencia personal, la realidad del pecado original y las consecuentes rupturas que han quebrado el interior del hombre y su proyección. Sin embargo, aunque por el mal uso de la libertad humana se frustró -al menos momentáneamente- el designiodivino, sabemos que «el plan de Yahveh subsiste para siempre, los proyectos de su corazón por todas las edades».
Así, por el gran amor de Dios, en el Señor Jesús hemos sido reconciliados, posibilitados de responder por entero a nuestra vocación. Él «manifiesta plenamente el hombre al propio hombre», y nos hace ingresar al horizonte de la gracia. El Señor Jesús, nuestro Reconciliador, es elnúcleo del "proyecto misterioso" de Dios-Amor de llevar a su plenitud la historia humana, de modo «que todo tenga a Cristo por Cabeza, lo que está en los cielos y lo que está en la tierra».
Dios, que conoce nuestros dinamismos fundamentales, nuestras necesidades interiores más auténticas -incluso aquellas que nosotros mismos no conocemos o que decodificamos erradamente-, nos ama con un amor y unaternura sin límites. Por eso Él quiere que seamos felices, y sabe cómo podemos lograrlo. Ése es justamente el Plan de Dios: aquel proyecto de vida que el Señor ha diseñado para cada uno de nosotros -movido por su amor y por el conocimiento perfecto que tiene de cada uno- y que es la única senda por la que podremos ser plenamente felices.
ANTROPOLOGIA CRISTIANA
1. EL CONCEPTO. En la concepción másgenuinamente cristiana del término, la revelación no tiene otro objeto sino Dios mismo, que se da a conocer mediante Cristo, Verbo encarnado, para que los hombres, en el Espíritu Santo, por medio del mismo Cristo tengan acceso al Padre (cf Vaticano II, DV 2). El hombre, en una primera aproximación, es el destinatario de la revelación y de la salvación que ésta anuncia y realiza, no su objeto directo.Pero, por otro lado, el conocimiento de Dios y de la salvación que en Cristo se nos ofrece nos descubre la definitiva vocación del ser humano, el designio de Dios sobre él, con una profundidad que de otro modo no nos hubiera sido nunca accesible. En este sentido el hombre, precisamente en cuanto destinatario de la revelación divina, se convierte también en objeto de la misma. Sólo a la luz de lasalvación que Cristo nos trae descubrimos a qué estamos llamados y, por consiguiente, quiénes somos: "Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación" (GS 22). La revelación cristiana presupone el hombre y por tanto una cierta idea que éste tendrá de sí mismo; pero, por...
tracking img