El hombrecito del semáforo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (535 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombr ecito del semáfor o 
¿Vieron alguna vez a los hombrecitos del semáforo de peatones? Sí, esos que son rojos y verdes... Bueno, resulta que un día, Pedro iba a cruzar la calle, y uno de ellos... 

Pedro estaba en la esquina muy atento mirando el semáforo para poder cruzar la calle,  cuando de repente le pareció que el hombrecito rojo del semáforo le hacía un gesto. “Me parece que comí muchas papas fritas y me cayeron mal”, pensó Pedro.  Miró otra vez, y se dio cuenta de que no tenía visiones, el hombrecito de arriba lo estaba  llamando, y con el dedito diminuto le decía que se acercara. “Debe andar mal el semáforo”, pensó Pedro, e intrigado se acercó para ver mejor.  Entonces fue cuando el muñequito por fin le habló:  ­Estoy muy aburrido, ¿no querés charlar un ratito?, dijo el muñequito. Pedro abrió los ojos grandes como dos huevos...  “¡No lo puedo creer! ¡¡Me habla!! No, ya sé ­pensó­, alguien me está haciendo una broma.” Miró para todos lados pero no había nadie por allí, solo él y el hombrecito rojo  del semáforo.  ­Dale, antes que venga el verde contame algo, Pedro –replicó el hombrecito rojo.  ­¿Vos realmente me estás hablando a mí? –dijo Pedro. ­Sí. Ay, me voy, me voy, ¡chau, chau –y titiló hasta que desapareció.  Entonces se iluminó el otro, el verde, mientras gritaba a todos los peatones: –¡Vamos,  vamos, pasen, pasen todos! ¡Vamos, rápido! ¡Hey! ¿Y vos no cruzás, Pedro? ¡Vamos, rápido que me voy! Me voy, listo, ¡chau!” –dijo el hombrecito verde, y desapareció.

Pedro no lo podía creer. Claro, nunca le había prestado tanta atención al semáforo de  peatones. ¡Qué se iba a imaginar él que los muñequitos hablaban! ­¡Vamos! ¡Ahora es el momento! Vamos que los espero, crucen, crucen... Bueno... ¡Se  acaba el tiempo! ¡Crucen rápido! ¡Chau, chau! ¡Me voy! –dijo el verde. Toda la gente había cruzado ordenadamente y un señor miró a Pedro como  preguntándole qué hacía que no cruzaba. Pero Pedro estaba tan entretenido con el ...
tracking img