El maniqueísmo en el zarco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1552 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El maniqueísmo en El Zarco

El maniqueísmo

El maniqueísmo es una visión de la realidad, reducida a dos principios opuestos, especialmente la del bien y la del mal. Actitud que tiende a calificar en los textos narrativos a los personajes o los hechos como buenos o malos, sin matices ni términos medios, por ejemplo entre el negro y el blanco los grises no existen o entre el amanecer y elanochecer el atardecer no existe. Esta separación y oposición tan radical del bien y del mal o de otras cosas es muy propia de la literatura medieval, en la que todos los personajes que aparecen suelen ser uno del otro totalmente lo contrario, así como lo que les sucede. También cabe constatar, que el maniqueísmo influyo mucho en diferentes tipos de religiones ya que creaba una cierta controversiaentre ellas así como diferentes principios, como dice Berbejo Rubio, Fernando 2008 en el siguiente fragmento:

“El maniqueísmo, nacido en el siglo III e.c. en Mesopotamia sometida al dominio persa, se extendió desde Europa hasta China, rivalizando con el zoroastrismo, el cristianismo, el budismo y el islam, y originando diversos fenómenos de fusión cultural. A pesar de su importancia, sin embargo,es aún mal conocido por el público culto, no sólo por la denigración y la persecución de que fue objeto secularmente, sino también por la complejidad derivada del hecho de que las fuentes maniqueas sobreviven en una gran variedad de lenguas y escrituras…”

Ignacio M. Altamirano es todo un maniqueísta, puesto que se tiene la posibilidad de pensar y analizar la posición de éste, dentro de latendencia del maniqueísmo ya mencionada, también se cuenta con la facultad de suponer y formular ideas, acerca de los parámetros que Altamirano hacía notar en sus obras de manera muy peculiar. Hablamos pues en pensar que dicho autor estaba estrechamente relacionado con dichos principios, también se puede decir que Altamirano se hace notar como todo un maniqueísta dentro de sus obras. Quizás algoadoptado por distintos aspectos, cuestiones de personalidad, relación con el ambiente social, la época etc.
Y es que es verdad que de sus obras se puede apreciar que siempre contaremos únicamente con dos extremos. Una división clara y simplista de una realidad compleja en muchos sentidos, donde contaremos con dos categorías únicamente, es o no es. Considerando entonces que esos dos únicos principios,categorías, extremos serán siempre opuestos.
Como lo bueno de lo mal, lo bueno algo que se encuentra realmente presente dentro de El Zarco como es la presentación de los distintos personajes, personalidades opuestas. Un toque de maniqueísmo en el desarrollo de la obra de manera muy explícita así que se puede sostener con un criterio objetivo la idea de considerar dicho autor estrechamenterelacionado con la influencia de dicha tendencia.

El maniqueísmo presente entre sus obras…

Es este el momento de comprobar los parámetros establecidos en la persona de Altamirano, esto, desde luego fundamentado dentro de su obra El Zarco. Y es que sin duda sobresalen de manera constante y explicita.
El maniqueísmo como principio constante en distintos aspectos, incluso en los aspectos físicos seve en la obra ya mencionada.

“La una como la de veinte años, blanca, con esa blancura un poco pálida de las tierras calientes…
Diríase que era una aristocracia disfrazada y oculta en aquel huerto de la tierra caliente…”1

“La otra joven tendría diez y ocho años; era morena; con ese tono suave y delicado de las criollas que se aleja del tipo español, sin confundirse con el indio, y quedenuncia a la hija humilde del pueblo.”2
Podemos notar que el autor maneja en estas dos breves descripciones de las mujeres el toque totalmente opuesto, lo que como sabemos se da por el uso de maniqueísmo; sin embargo esta no es la única situación en la que se presenta esto, sino que hay en su obra un gran número de contrastes. Uno muy singular es el caso de poner al hombre bueno como moreno, con...
tracking img