El modelo de gestión gib y el programa de orientación metacognitiva del desarrollo humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6162 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN Enrique Guzmán y Valle "Alma Mater del Magisterio Nacional"

ESCUELA DE POSTGRADO
DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y PROYECCIÓN SOCIAL

SECCIÓN MAESTRÍA EN EDUCACIÓN
MENCIÓN: GESTIÓN EDUCATIVA

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

Tesista:

Virginia Mercedes Espinoza Vásquez

Lima - 2002

1

UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN
“ENRIQUE GUZMAN Y VALLE”ESCUELA DE POST-GRADO

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
1. DATOS GENERALES:
1.1 Título

EL MODELO DE GESTIÓN GIB Y EL PROGRAMA DE ORIENTACIÓN METACOGNITIVA DEL DESARROLLO HUMANO EN LA REESTRUCTURACIÓN DE LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES DE LOS ALUMNOS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DE MENORES. 1.2 Área de Investigación Gestión Educativa. 1.3 Nivel de Investigación Descriptiva-Explicativa. 1.4 Tipo deInvestigación Aplicada. 1.5 Autora del Proyecto Lic. Virginia Mercedes ESPINOZA VASQUEZ 1.6 Fecha de Inicio Diciembre del 2002 1.7 Fecha de Término Marzo del 2004 1.8 Asesor _______________________________________.

2. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN: 2.1 Planteamiento del Problema
2.1.1 DETERMINACIÓN DEL PROBLEMA Las tendencias mundiales (CEPAL/UNESCO) muestran los rasgos relevantes de la llamadacrisis de los sistemas educativos, sistematizados de la manera siguiente por Ricardo Hevia (1992): • Desarticulación y aislamiento del sector educativo con otros sectores del Estado y de la sociedad. • Carácter centralizado y burocrático de su administración. • Los procesos educativos se centran en la enseñanza, pero no en el aprendizaje. Ello se concreta en el carácter ineficiente del sistema,cuyos síntomas visibles se leen en los escasos logros en relación con las inversiones, la ausencia de aprendizajes relevantes para la vida (sistema productivo, cultural, social e individual), y la inequidad en la distribución de servicios y saberes escolares. Este cuadro simplificado de la crisis muestra también que afecta a las finalidades y propósitos de la educación, al repensar las relacionescon el mundo incierto, complejo, globalizado y local donde la producción de saberes y conocimientos es fuente creadora de riquezas y redefine la idea de una nueva ciudadanía democrática.

2

Esto significa impulsar políticas y reformas sustentadas en los aportes de los «paradigmas tecnoproductivos», que comienzan a sostener que el conocimiento se transforma en una fuerza productiva; de ahí quelas reformas educativas sean pensadas en tres direcciones (Hevia, R.: 1992): • Políticas de consenso para grandes acuerdos nacionales que relacionan la innovación, la capacitación y el progreso tecnológico mediante la cooperación entre empresarios, gobierno y docentes. • Estratégicos, a través de cambios en la gestión escolar, impulsando políticas de descentralización. • En lo pedagógico,satisfaciendo las necesidades básicas de aprendizaje, entendidas como el acceso y procesamiento de información, el pensamiento sistémico, la experimentación y el trabajo en equipo, es decir, saberes competitivos que se construyen desde la producción tecnológica: «...Los resultados que constituyen exigencias para el desempeño del ciudadano tienden a converger con los resultados considerados comoexigencias para el desempeño en el mercado de trabajo» (Tedesco, J.C.: 1992: 4). La crisis de la educación y de la enseñanza se encuentra cercana al desastre (Aguerrondo, I. 1993). La casi «imposibilidad» de relacionar y establecer contrastes entre objetivos y resultados, plantea los límites de los estudios sobre la eficiencia y eficacia de los llamados sistemas escolares. Las preguntas que seencuentran en las reuniones internacionales replantean los múltiples discursos en torno a cómo dar mejor educación a toda la población; cómo dar mejor educación y cómo hacerlo para todos. De ese dilema surge un escenario conceptual que tiene como eje unificador el concepto de calidad de la educación. El discurso de la calidad resulta paradójico. Su amplísima ambigüedad ha permitido una proliferación de...
tracking img