El monje que vendio su ferrari

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2373 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El monje que vendió su Ferrari
Se derrumbo en mitad de una atestada sala de de un tribunal, Julián Mantle era uno de los más sobresalientes abogados del país con delirios de grandeza, era un hombre duro dinámico y siempre dedicado a trabajar 18 hrs para alcanzar el éxito que estaba convencido era su destino, pues su abuelo era un destacado senador y su padre un reputado juez venia de una buenafamilia, tenía grandes expectativas pero Julián corría su propia carrera hacia las cosas a su modo y le encantaba lucirse, solía ser noticia de primera plana y visitar los mejores restaurantes de toda la ciudad, tenía un ayudante y aunque se había licenciado en Harvard no era el mejor interino del bufete ni venia de una familia como la de Julián pero él lo había preferido porque le gustaba suavidez, lo invito a ser asociado del bufete pero tenía que hacer las cosas a su modo o lo dejaba en la calle, sin embargo por dentro Julián tenía una persona que se preocupaba por los demás, nunca dejaba de lado a un amigo, el problema era que estaba obsesionado con su trabajo. El y su ayudante parecían esclavos del reloj porque trabajaban siempre juntos, al principio se justificaba diciendo que lohacía por el bien del bufete pero a medida que se extendía su fama su cuota de trabajo aumentaba y Julián ya no era capaz de dormir ni dos sin despertar sintiéndose culpable por no estar trabajando, a Julián lo consumía la ambición, necesitaba más prestigio, mas gloria, más dinero. Sus éxitos fueron en aumento. Conseguía todo cuanto la mayoría de la gente pudiera desear pero el parecía tener un deseode muerte, nada le satisfacía, su matrimonio fracaso ya no hablaba con su padre y aunque lo tenía todo aun no encontraba lo que estaba buscando, a sus 53 años Julián tenía aspecto de septuagenario obeso y con un tremendo estrés, se quejaba constantemente de que estaba enfermo y cansado, había perdido el sentido del humor, su vida había perdido el rumbo y hasta su pericia profesional, en pocaspalabras la chispa de Julián había empezado a fallar… y entonces ocurrió el ataque cardiaco devolvió a la tierra a Julián Mantle y ahora se encontraba en la unidad de cuidados intensivos, pero ya en recuperación sin embargo decidió dejar el bufete sin decir nada y sin despedirse de nadie vendió todas sus pertenencias y se fue a la india, deseaba simplificar su vida y encontrar respuestas. En esostres años el ayudante de Julián ya era un abogado mayor y con una familia quien también empezó a buscar sentido a su vida y decidió pasar más tiempo en su casa y dedicarle menos al trabajo y a menudo pensaba en Julián ya que nadie sabía nada de él. Pero un día recibió una visita inesperada en el trabajo a quien no quería recibir porque tenía mucho trabajo pero insistió y no le quedo más que dejarlapasar… Era Julián mantle pero ya no tenía aspecto de viejo, ni la expresión enfermiza todo lo contrario parecía gozar de perfecta salud radiante y sin arrugas y una extraordinaria vitalidad y energía, el ayudante sorprendido y asombrado se hacía mil preguntas sobre el gran cambio de Julián y él le empezó a contar que el mundo de la abogacía se había cobrado su precio física, emocional yespiritualmente y le habían agotado por completo, y que el infarto había sido un problema mas hondo, la presión constante y el extenuante trabajo habían destruido su espíritu y su médico le planteo un ultimátum, renunciar a la abogacía o a la vida, y vio la oportunidad de reavivar el fuego interior que había conocido de joven pero que había estado a punto de extinguir su trabajo, explico cómo había vendidotodas sus posesiones para partir a la india cuya cultura le había gustado siempre, viajo de aldea en aldea y a medida que pasaba las semanas, Julián empezó a sentirse nuevamente vivo y fue recuperándose poco a poco empezó a sentirse más jovial y sereno su viaje eran más que unas vacaciones era una odisea del yo personal. Cuanto más viajaba mejor se sentía y oía escuchar de yoguis longevos que...
tracking img