El olvido que seremos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (720 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
"La amistad no se mide en minutos ni en años. Se mide en lealtad, comprensión y colaboración."
Aníbal Altamirano

EL OLVIDO QUE SEREMOS
REFLEXIONANDO
Todos estamos condenados al polvo y alolvido, y las personas a quienes recordamos cuando escribimos o damos clases ya están muertas o están a punto de morir o como muchos morirán –quiero decir, moriremos- al cabo de unos años que no puedencontarse en siglos sino en decenios. “Ayer se fue, mañana no ha llegado, hoy se está yendo sin parar un punto, soy un fue, y un será, y un es cansado…” (Quevedo) los decía al referirse a la fugacidad denuestra existencia, encaminada siempre ineluctablemente hacia ese momento en que dejaremos de ser. Sobrevivimos por unos frágiles años, todavía, después de muertos, en la memoria de otros, perotambién esa memoria personal, con cada instante que pasa, está siempre más cerca de desaparecer: Los libros son un simulacro de recuerdo, una prótesis para recordar, un intento desesperado por hacer un pocomás perdurable lo que es irremediablemente finito. Todas estas personas con las que está tejida la trama más entrañable de mi memoria, todas esas presencias que fueron mi infancia y mi juventud, o yadesaparecieron, y son solo fantasmas, o vamos camino de desaparecer, y somos proyectos de espectros que todavía se mueven por el mundo. En breve todas estas personas de carne y hueso, todos estosamigos y parientes a quienes tanto queremos, todos esos enemigos que devotamente nos odian, no serán más reales que cualquier personaje de ficción, y tendrán su misma consistencia fantasmal de evocacionesy espectros, y eso en el mejor de los casos, pues de la mayoría de ellos no quedará sino un puñado de polvo y la inscripción de una lápida cuyas letras se irán borrando en el cementerio. Visto enperspectiva, como el tiempo del recuerdo vivido es tan corto, si juzgamos sabiamente, “ya somos el olvido que seremos”, como decía Borges. Para él este olvido y ese polvo elemental en el que nos...
tracking img