El pensamiento de san agustin de hipona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El pensamiento de Agustín de Hippona

Agustín de Hippona
San Agustín nace en el 354 d.C., y muere en el 430 d.C.
Para él en toda su teoría se guardan muchos secretos, ya que sostiene que no sólo el error sino también la verdad puede ser dañiña, dado que los hombres no están todos igualmente bien dispuestos hacia ella, o lo bastante preparados para recibirla.

Suacercamiento a Platón
Su principal fuente de información con respecto a la filosofía política de Platón no es el propio Platón, a cuyos diálogos sólo tuvo un acceso limitado, sino la versión romana y estoicizada de esa filosofía, tal como se encuentra en De republica y en De legibus de Cicerón y, en menor grado, en otras obras, como los tratados De natura Deorum y DeDivinatione.

La naturaleza del hombre
El hombre es por naturaleza para San Agustín un animal social, el único dotado del habla, por medio de la cual puede comunicarse y entablar diversas relaciones con otros hombres. Sólo asociándose con sus congéneres y formando con ellos una comunidad política puede alcanzar el hombre su perfección.

La justicia
La justicia esla virtud que caracteriza al ciudadano como tal y que ordena a todos los ciudadanos hacia el fin común de la ciudad. La justicia es la piedra angular de la sociedad civil.
Al regular las relaciones que hay entre los hombres conserva la paz, bien común intrínseco de la sociedad y requisito de todos los demás beneficios que la sociedad procura. Sin la paz, “elorden de la tranquilidad, ninguna sociedad puede prosperar o siquiera subsistir.

Sociedad Civil
San Agustín define la sociedad civil o la república como “una reunión (de hombres) asociada por un reconocimiento común del derecho y por una comunidad de interes” Explica el “derecho” por “justicia” y no por “ley, e insisteen que no es posible administrar ningunarepública sin justicia, pues donde no hay justicia no hay derecho y viceversa.

La justicia y la conducta humana
La sede, por excelencia, de la justicia es la ciudad y sin embargo, la justicia raravez, acaso nunca, existe en ella, las ciudades reales se caracterizan más por la injusticia que por la justicia.
Uno de los problemas del pensamiento clásico fue que fallaron por que nunca conocióy por tanto no pudeo aplicar el remedio apropiado a la flaqueza congénita del hombre.

La conducta humana
San Agustín intenta deducir las normas de la conducta humana partiendo de principios teóricos o premorales. Su orden moral está expresamente arraigado en un orden natural establecido por la razón especulativa. La justicia en su más alto sentido prescribeel recto ordenamiento de todas las cosas de acuerdo con la razón. Este orden exige la universal y completa subordinación de lo inferior a lo superior, tanto en el hombre como fuera de él. Existe cuando el cuerpo es gobernado por el alma, cuando los apetitos más bajos son dominados por la razón misma es gobernada por Dios.

El pecado y la lujuria
Las Sagradas Escrituras, de acuerdo con SanAgustín nos enseñan que esta armonía fue rota por el pecado. Por la lujuria del hombre y por su abrumador deseo de afirmar su dominio sobre sus semejantes, los hombres se han desenfrenado. La economía actual está marcada por la anarquía de los apetitos más bajos del hombre y por una tendencia invencible a colocar el interés egoísta por encima del bien común de la sociedad.

Las instituciones
Sostieneque la existencia de las instituciones que genera la sociedad civil, no son otra cosa que un recordatorio de la condición caída del hombre. Nada de ello fue parte del plan original de la creación y todo ello es deseable sólo como medio para contener la inclinación del hombre al mal.

La diferencia entre la ley eterna y la ley temporal
San Agustín...
tracking img