El perfil del maestro ideal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1540 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 3 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para nuestro infortunio, no todos cumplen con su función social de educadores; muchos de ellos dedican buena parte de su tiempo a otras actividades como la política, el sindicalismo, inclusive el comercio de menudeo ambulante aprovechando sus propios clientes cautivos, los compañeros de labores y sindicato, dejando para el final de la lista su deber de enseñar las letras, los números a los niños;la historia y los valores a los jóvenes; el humanismo, las ciencias y las técnicas a los preuniversitarios y universitarios. De cualquier manera, en nombre de los que sí intentan ser profesores y cumplir con el significado de la palabra, estar a favor (pro) de lo que creen (fe) por medio del trabajo de ayudar a aprender, los festejamos como cada año.
De algunos de ellos aún disfruto susenseñanzas; tal es el caso de Lorenzo González Kipper, hermano lasallista que aún continúa preparándose y está por concluir otro más de sus estudios de posgrado. Hace cosa de un mes me compartió uno de sus trabajos de análisis, al que denominó: “El maestro ideal”, ensayo que viene como anillo al dedo para compartirlo con Usted en este festejo, comentando al menos algunos de sus conceptos.
Don Lorenzo, “ElMatemático”, apodo por el que le conocen muchos de sus ya añosos alumnos dice que: “Hoy al docente incumbe la tarea no sólo de descubrir, asimilar y transmitir una avalancha de información, sino más desafiante aún, es su responsabilidad de lograr que sus alumnos accedan por ellos mismos a estos conocimientos y los pongan al servicio del ser humano y del mejoramiento de su condición personal ysocial”. Con esto pone “la primera en la frente” a todos aquellos profesores que buscan cómo eludir tan encomiable responsabilidad y ya van sobre el segundo “puente vacacional” del mes de mayo.
Continúa diciendo que: “El estudio sin aplicación va cediendo terreno frente al predominio de los conocimientos útiles”, llevándome a pensar en todos esos profesores que repiten su materia, cualquiera quesea, sin cambios evidentes en el contenido, aún cuando la hayan impartido por primera vez hace muchos años.
Más adelante da una muy buena justificación humanista para ser profesor: “...pero el aprender a vivir juntos y aprender a vivir con los demás es el reto. Vivir juntos es descubrir al otro, valorarlo, tomar conciencia de las semejanzas y de la interdependencia entre todos los seres humanos. Eneste sentido la enseñanza de la historia de las religiones, de la cultura, de los usos y costumbres de los pueblos puede servir para fomentar una actitud de simpatía hacia lo diferente y ser útil en la superación de prejuicios e incomprensiones. Aprender a vivir con los demás y al servicio de los demás es la segunda dimensión de la educación para el servicio”. Hoy en día, los que trabajamos en elmedio educativo entendemos que es estéril una enseñanza que no tenga vigencia y pertinencia, que no sea de utilidad inmediata o al menos mediata y que sea aportadora para el bien común. Que ayude a ser mejor persona al estudiante, le comprometa con él mismo, con su familia y con su comunidad: Que sea productivo socialmente.
Más adelante escribe que: “La docencia no se limita a la enseñanzaintelectual, su objetivo es la educación que contribuye al desarrollo global de cada persona: Cuerpo y mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, responsabilidad individual y espiritualidad”. ¿Qué le parece?; ¿Cuántos “profes” cumpliremos con este principio?
Luego nos entrega una “receta” tomada de Stroge (2002), para reconocer a un buen profesor: “Cinco características del maestro exitoso:En primer lugar es la atención y preocupación por el bien de los demás, sobre todo de sus propios alumnos. Esta empatía con el otro se manifiesta en la capacidad de escucha, de comprensión del otro y del cuidado para detectar sus necesidades y anhelos. La segunda característica es el sentido de justicia y el respeto. El alumno valora sobremanera al maestro justo, imparcial, sin favoritismos, que...
tracking img