El poder de los juecez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1639 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PODER DE LOS JUZGADORES
SUMARIO: Preliminar. § 1. La prioridad de la posibilidad. § 2. El entorno circunstancial del hombre y del poder. § 3. El ser y la posibilidad. § 4. Nadie está obligado a lo imposible. § 5. El poder impotente. § 6. El dinamismo de la posibilidad. § 7. El saber y la posibilidad. § 8. La práctica de vivir y los supletorios del saber. § 9. Vivir en borrador. § 10. Elextravío del poder. § 11. La desilusión del poder. § 12. La coherencia vital. § 13. El poder de los jueces. 
Preliminar. Este trabajo es un ensayo sobre el fenómeno del poder dentro del marco móvil y dinámico de la realidad de lo posible; pretende realizar una breve aproximación al problema de la impotencia del poder, desde la perspectiva lógica de la coherencia, con miras a esclarecer lacuestión del poder de los operadores jurídicos, especialmente de los jueces.  
§ 1.   La prioridad de la posibilidad. Todo poder conlleva una responsabilidad. Ese suele ser el axioma más repetido con ocasión del poder. Sobre este fundamento se erigen teorías que pretenden dar cuenta de fenómenos jurídicos como la desviación del poder o el abuso del poder, entre otros. La responsabilidadaparece regularmente como la principal implicación del poder, al punto que casi siempre se acepta sin cuestionamientos, como un hecho dado, el fenómeno del poder. Sin embargo, antes que la responsabilidad o que cualquier otra implicación del poder, como ocurre con cualquier otra manifestación cultural, está la posibilidad. 
§ 2.   El entorno circunstancial del hombre y del poder. Cualquierconducta humana, y especialmente el ejercicio del poder, se desarrollan dentro de un preciso contorno circunstancial. Este contorno está conformado por la realidad en la que la conducta ocurre o acontece. Esa realidad es algo, y lo es de alguna manera. El serlo significa que no es otra de las muchas alternativas imaginables, sino sólo aquello que es. Salvo que el ser involucre en sí mismo todas lasalternativas o formas de ser, imaginables e inimaginables, la presencia del ser es también la presencia de la limitación. La existencia está ab initio enmarcada dentro de unos límites, el primero de los cuales es el nacer. 
§ 3.   El ser y la posibilidad. Todo ser limitado, y cualquier conducta humana, requiere, como condición indispensable para su viabilidad, enmarcarse dentro de esoslímites, ser posible. Lo que aspira o pretende ir más allá de los límites del ser, de lo posible, fijados por el móvil entorno circunstancial de la realidad, no puede ser. Lo imposible no puede ser, porque lo imposible ni siquiera es. 
§ 4.   Nadie está obligado a lo imposible. Si lo imposible no puede ser, resulta obvio que deber serlo o deber hacerlo tampoco puede ser. De ahí que, como hacemucho tiempo sentenciaron los antiguos: nadie está (o puede estar) obligado a lo imposible. Por firme y fuerte que sea el poder, o por legítimo o correcto que se estime su ejercicio, o por cualquier otra consideración dada o por dar, siempre acaba destruyéndose cuando se topa con el infranqueable obstáculo de los límites de la posibilidad. El poder se torna impotente (y absurdo) cuando aspira a loimposible. 
§ 5.   El poder impotente. El poder humano, como todo lo humano, es limitado. Su ejercicio requiere, de manera indispensable, el conocimiento de esas limitaciones. El ignorarlas conduce, paradójicamente, a un poder impotente, a un ejercicio frustrado y frustrante.         La realidad es una limitación al poder, en tanto determina su posibilidad. No obstante, la realidad no esestática ni inmodificable. Ella puede ser cambiada, y de hecho así ocurre, por la conducta humana, por el trabajo. Empero, toda alteración de la realidad, incluso la más radical, siempre ocurre (y no puede ser de otra manera) dentro de los límites de lo posible, dentro del espectro de la posibilidad.   
§ 6. El dinamismo de la posibilidad. No son pocas las veces en que apreciamos con asombro...
tracking img