El pricipe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6699 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL
PRÍNCIPE
NICOLÁS MAQUIAVELO (1469-1527), Nicolás Maquiavelo nació y murió en Florencia, El joven funcionario tenía grandes ambiciones, sustentadas en su vasta cultura era un lector insaciable y en su talento extraordinario para comprender los más sutiles asuntos de estado. La vida familiar de Maquiavelo no pudo ser muy feliz, tanto por su necesidad de viajar constantemente como por lasdificultades económicas y los inevitables vaivenes de la política. Curiosamente, el autor de El Príncipe no procedió "maquiavélicamente", tratándose de su persona, salvo cuando ya era un hombre acabado; por el contrario, puso toda su ciencia al servicio de otros que supieron aprovecharla. Y luego de haber examinado durante mucho tiempo las acciones de aquellos hombres, y meditándolas con seriaatención, encerré el resultado de tan profunda y penosa tarea en un reducido volumen, que os remito. Si, para conocer la naturaleza de las naciones, se requiere ser príncipe, para conocer la de los principados conviene vivir entre el pueblo.
DE LAS VARIAS CLASES DE PRINCIPADOS Y DEL MODO DE ADQUIRIRLOS
Cuantos Estados y cuantas dominaciones ejercieron y ejercen todavía una autoridad soberana sobre loshombres, fueron y son principados o repúblicas. Los nuevos se adquieren de dos modos: o surgen como tales en un todo, como el de Milán para Francisco Sforcia o aparecen como miembros añadidos al Estado ya hereditario del príncipe que los adquiere, y tal es el reino de Nápoles para el monarca de España, Estos Estados nuevos ofrecen a su vez una subdivisión, porque: o están habituados a vivir bajoun príncipe, o están habituados a ser libres; o el príncipe que los adquirió lo hizo con armas ajenas, o lo hizo con las suyas propias; o se los proporcionó la suerte, o se los proporcionó su valor.
DE LOS PRINCIPADOS HEREDITARIOS
Pasaré aquí en silencio las repúblicas, a causa de que he discurrido ya largamente sobre ellas en mis discursos acerca de la primera década de Tito Livio, y nodirigiré mi atención más que sobre el principado. Y, refiriéndome a las distinciones que acabo de establecer, y examinando la manera con que es posible gobernar y conservar los principados, empezaré por decir que en los Estados hereditarios, que están acostumbrados a ver reinar la familia de su príncipe, hay menos dificultad en conservarlos que cuando son nuevos. Cuando son de la primera especie, hay sumafacilidad en conservarlos, especialmente si no están habituados a vivir libres en república. En cuanto al que hace tales adquisiciones, si ha de conservarlas, necesita dos cosas: la primera, que se extinga el linaje del príncipe que poseía dichos Estados; y la segunda, que el príncipe nuevo no altere sus leyes, ni aumente los impuestos. Con ello, en tiempo brevísimo, los nuevos Estados pasarán aformar un solo cuerpo con el antiguo suyo. Además, dada su permanencia, no es despojada la provincia por la codicia de sus empleados, y los súbditos se alegran más de recurrir a un príncipe que está al lado suyo que no a uno que está distante, porque encuentran más ocasiones de tomarle amor, si quieren ser buenos, y temor, si quieren ser malos. Porque debe notarse que los hombres quieren seragraciados o reprimidos, y que no se vengan de las ofensas, cuando son ligeras; pero que se ven incapacitados para hacerlo, cuando son graves. Si, en vez de colonias, se tienen tropas en los nuevos Estados, se expende mucho, ya que es menester consumir, para mantenerlas, cuantas rentas se sacan de dichos Estados. El príncipe que adquiere una provincia, cuyo idioma y cuyas costumbres no son los de suEstado principal, debe hacerse allí también el jefe y el protector de los príncipes vecinos que sean menos poderosos, e ingeniarse para debilitar a los de mayor poderío. El príncipe nuevo, con el favor de ellos y con la ayuda de sus armas, podrá abatir fácilmente a los que son, poderosos, a fin de continuar siendo en todo el árbitro. Con las cosas del Estado sucede lo mismo. Les acomodó más el...
tracking img