El quebrantamiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (709 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cap. 1 El Quebrantamiento

Avivamiento es, nada más y nada menos que la vida de Jesucristo derramada en los corazones humanos, quien es siempre victorioso, y por lo cual, en el cielo le estánalabando sin cesar. Solo necesitamos tener una buena relación con El para ver su poder demostrado en nuestros corazones, en nuestras vidas, en nuestro servicio.

Esto es en esencia lo que quiere deciravivamiento.
Si queremos tener una buena relación con Jesús, lo primero que tenemos que aprender, es a dejar que nuestra voluntad sea quebrantada y sometida a la suya. El principio del avivamiento esel quebrantamiento. Es doloroso y humillante. Es ser, No yo, sino Cristo (Gálatas 2:20). El yo tiene que doblegarse ante Cristo, quien no puede vivir plenamente en nosotros y revelarse a sí mismo pormedio nuestro hasta que este “yo” duro y soberbio, que se justifica, que quiere hacer siempre su voluntad, que reclama sus derechos y busca su propia gloria, al fin baja la cabeza ante la voluntad deDios, admite su error, rinde su voluntad a la de Él, entregando sus derechos y despojándose de su propia gloria para que Jesús lo tenga todo y sea el todo.

Mientras el “yo”, tenga el control, Diosno podrá hacer mucho con nosotros, porque todo el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22-23), del cual Dios desea llenarnos, es completamente opuesto a ese espíritu duro y no quebrantado de nosotros.
Elquebrantamiento es obra tanto de Dios como de nosotros. El deja oír su voz, pero a la vez nos permite escoger. Si queremos tener una comunión con el Altísimo, la primera condición es, estar dispuesto aque su luz nos alumbre, teniendo en verdad un espíritu abierto para dejarnos redargüir y convencer por el Espíritu Santo (Salmo 26:2, Salmo 139:23-24).
Mientras estamos en comunión con Dios, El nosmostrará la expresión de ese “yo” soberbio y duro que le causa tanto dolor. Es entonces cuando debemos decidir, o endurecer la cerviz rehusando arrepentirnos, o inclinar la cabeza y decir: “Si...
tracking img