El teatro puretorriqueño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6008 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Teatro Puertorriqueño es uno de los más activos y dinámicos teatros de toda América Latina. Su actividad indetenible se proyecta desde la misma prehistoria hasta el presente en el que muchos de sus dramaturgos reciben importantes premios y reconocimientos internacionales, así como muchas de su mejores compañías y actores viajan a países muy lejanos mostrando el arte que han cultivado por másde 500 años.

Ofrecemos este panorama histórico como una breve síntesis de sus más grandes avances y logros, en la intención de concluir esta lectura con una certeza fundamental: el teatro puertorriqueño ha sido, es y será uno de los más importantes puntales de nuestra cultura e identidad puertorriqueña.

Su lucha de 500 años no ha hecho otra cosa que cimentar nuestra nacionalidad, mostrarnuestras costumbres, nuestra historia, nuestras ideas sobre el presente, nuestra forma puertorriqueña de pensar sobre las cosas que más preocupan al hombre. Porque el teatro, además de ser uno de los entretenimientos por excelencia, es también el más importante foro de ideas, denuncias y cuestionamientos de una sociedad civilizada.
Prehistoria de nuestro teatro:
Mucho antes de que llegaran anuestras playas los barcos de los conquistadores españoles, nuestro pobladores taínos y sus ancestros ya habían disfrutado de formas teatrales en las que se mezclaba el entretenimiento, la memoria histórica y la adoración religiosa.

No debemos pensar que la idea del teatro llegó con los europeos. Por el contrario, las formas de baile llamadas areítos y otros juegos de representación taínas oarahuacas, existían desde la misma prehistoria y surgieron en épocas similares a las formas del teatro griegas, es decir, hace más de 25 siglos. Recordemos que el teatro no es algo que “se inventa”, sino que nace natural, con la mismas emociones humanas, como una necesidad espiritual. La necesidad de contar una historia impone que esta deba “representarse” -palabra que puede significar: volver apresentarse- bien con gestos, narraciones o plegarias que “muestren” aquello de lo que se habla.

No conservamos ningún texto de los areítos antillanos, pero según se desprende de las crónicas de los primeros conquistadores, es fácil suponer su contenido. Los areítos no sólo eran ceremonias religiosas, sino también en ellos se hablaba de la historia de los caciques y sus familias, de las invasiones detribus hostiles, -como los caribes de las antillas menores-, se hablaba de la vida de sus dioses, de la cosecha y de la pesca y de las incertidumbres del mañana. Estos son los mismos temas de las grandes obras teatrales que disfrutamos hoy.

Los conquistadores españoles, con su sed de poder y de oro, exterminaron a los taínos que habitaban nuestra Isla en los primeros setenta años de laconquista, por lo que las formas de religión y representación taína fueron suprimidas de inmediato y sustituidas por la imposición del catecismo católico. La Iglesia y los primeros evangelizadores usaron la “representación” teatral para a través de ella indoctrinar en el cristianismo a los pobladores del país. Así, los dioses cristianos sustituyeron por la fuerza a los dioses taínos; y sus métodos deadoración y representación, como también toda una visión de la vida, cambió de manera radical y traumática.

No bien se había mermado la fuerza de trabajo taína, los africanos negros fueron traídos por la fuerza desde sus tierras de origen, para ser utilizados como bestias de carga y trabajo por los conquistadores y los terratenientes que empezaron a poblar nuestra Isla.

Los esclavos negrostrajeron consigo su cultura y sus formas particulares de adoración religiosa. Los esclavos resistieron abandonar sus ancestrales creencias, ni sus rituales de “representación”. Entre ellos siempre se encontraba la figura del babalao, especie de sacerdote oficiante que ostentaba el poder de comunicarse con lo desconocido y que a su vez “representaba” los resultados de esa comunicación. El babalao...
tracking img