El teatro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2607 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 2 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Teatro
El teatro y su relación con la literatura: llamamos teatro a las especies literarias compuestas para la escena, al género que las agrupa y, desde el siglo XX, a una disciplina artística específica, disciplina que comienza con declarar su independencia respecto de la literatura.
Origen del teatro, significado que tuvo en la vida de los griegos: mucho antes del esplendor del teatroateniense, la Grecia antigua honraba a Dionisio, dios del vino y la fertilidad, convocándolo en fiestas anuales que se cumplían en una época predeterminada y en un lugar consagrado. Con disfraces se remendaba al dios  y a su corte de sátiros y ménades. Los campesinos entonaban un himno de alabanza, el ditirambo, llamado también tragedia, canto del macho cabrío. El komos, un grupo de jóvenesfestejantes, hacía actuaciones de mímica y baile mientras cantaban la komodía. Aún sin testimonios materiales, hay razones suficientes como para creer que tragedia y comedia  tuvieron sus raíces en estas fiestas.
Se ignora en qué momento ocurrió, pero cuando la organización y la participación en las celebraciones dionisíacas perdió su carácter comunitario, cuando la responsabilidad del rito quedó en manosquedó en manos de los actores y apreció el espectador, cuando la representación fue reconocida como arte, nacieron el teatro y la institución teatral.
En la antigua Grecia el teatro era entretenimiento. Estaba financiado por la ciudad-estado que pagaba a los actores y, los ciudadanos ricos solventaban todo lo demás; un teatro en el que se representaban piezas elegidas por certamen, cuyo jurado seintegraba con magistrados. Un teatro tal, que no sólo era gratuito sino que además indemnizaba a los asistentes por el tiempo perdido si la obra no era de su agrado, no podía carecer de un fuerte sentido político y social.
Modificaciones que surgieron en la edad media: el teatro desaparecido virtualmente luego de la caída del Imperio Romano, renació de sus cenizas en la segunda mitad de la edadmedia, nuevamente vinculado a lo religioso. Las características de la misa la hacían particularmente apta para evolucionar hacia lo teatral.
Y así ocurrió: primero se incorporaron a la ceremonia cantos breves llamados tropos; más tarde, al terminar aquélla, se representó la Resurrección., Finalmente, la escenificación de la Navidad adquirió un grado de elaboración tal que vestuario, decorado yhasta maquinaria eran frecuentes al tiempo que los personajes se delineaban como verdadero caracteres dramáticos. La gran uniformidad del cristianismo en toda Europa  difundió rápidamente el fenómeno, que había recobrado su carácter colectivo y comunitario en la medida en que la producción estaba a cargo de los fieles, y a la representación, antes de trasladarse a la plaza del pueblo, se cumplía enel mismo sitio de comunión de los fieles la Iglesia.
Aristóteles, la tragedia y sus características: dice Aristóteles que la tragedia es la imitación de una acción memorable y perfecta, de magnitud adecuada en la que cada una de las partes es recitada por personajes y no narrada y que, al suscitar compasión y temor, produce la catarsis –liberación de pasiones-
en el espectador. La acción serácumplida por personajes nobles, “los mejores”, cuya nobleza habrá de ser patente en todo, principalmente en su lenguaje y en su estilo elevado. Para Aristóteles la catarsis tenía un efecto al mismo tiempo individual y social: la compasión por el héroe caído  en desgracia, y el temor de correr su misma suerte: el temor nacido del riesgo siempre latente de alterar un orden superior establecidomotivaba al espectador para elevar su espíritu  y orientarlo hacia las buenas acciones.
La tragedia presenta una acción completa, desarrollada en un solo espacio. Con principio medio y final, la acción resulta tan concentrada que nada sobra y nada falta, y a ella se subordinan con todo rigor los personajes. Estos, ni buenos ni malos, no deben su caída a algún vicio de carácter, sino a algún “yerro...
tracking img