El tesoro de los nazis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1225 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Tesoro Nazi (Primera Parte ) Todo estaba fríamente calculado. Para emitir un dictamen pericial de estos tesoros cuyos propietarios jamás se atrevían a reclamar nada, los servicios de Himmler llevaron hasta allí a un famoso joyero del Ruhr para que supervisara el trabajo. Para dar una idea de la importancia de este pillaje, antes de establecer las cifras de conjunto, contabilizadas por la¿Inspección» y sobre las cuales hay los informes más precisos, daremos las que el grupo anotó directamente. De un total de ciento cincuenta y siete mil detenidos ingresados en Sachsenhausen, y de los treinta y cinco mil no matriculados, destinados directamente al crematorio, se han reunido: cincuenta y cuatro mil sortijas y alianzas, cincuenta y dos mil relojes, veintidós mil plumas estilográficas deelevado valor, cinco mil doscientos anteojos, seiscientos cincuenta máquinas fotográficas y máquinas de escribir y alrededor de catorce mil joyas, estuches, cigarreras, encendedores Ademàs se llegaron a reunir, como fruto de las «recuperaciones», un millòn de marcos, cincuenta y ocho mil dólares, veintisiete mil libras esterlinas, un millòn seiscientos mil francos franceses, treinta mil francossuizos, ciento ochenta mil zlotys, un millòn doscientos mil rublos, cincuenta mil coronas noruegas, veintidós mil coronas danesas, ciento cuarenta mil florines, trescientos veinte mil liras y cientos de miles de marcos en monedas albanesa, griega, sueca, turca, rumana, yugoslava, búlgara, báltica, egipcia, belga, etc. Pero más importante aún para las SS eran, mas allà de las divisas fuertes, lascuarenta y seis mil piezas de oro entre luises, napoleones, dólares, coronas austriacas, francos suizos y florines y casi siete kilogramos de oro en barra que enriquecían ese tesoro. Valorando una alianza o una sortija en unos cincuenta marcos por término medio, un reloj en unos veinte marcos, una pluma estilográfica en diez y las joyas de oro en unos cien marcos, más las divisas y todo el dineroconfiscados, resulta una cantidad que supera los cuarenta millones de marcos alemanes que, divididos entre los doscientos mil deportados (sólo se habla de los que pasaron por Sacbsenhausen), arrojan una cifra de doscientos marcos por persona. Pero, si se contaran los vestidos, calzado, ropa interior y determinados objetos de valor contenidos en sus maletas, entonces resultaba excesivo estimar laaportación de cada uno de estos desgraciados en unos quinientos marcos. Así pues, en Sachsenhausen se recaudò la nada despreciable cifra de ciento cuarenta millones de marcos, sin contar otros ingresos suplementarios tales como el oro despojado a los cadáveres, los brillantes y materias preciosas extirpadas de sus vestidos y calzado y los cuantiosos beneficios resultantes de la explotación de la mano deobra. El especialista platero de Duisburg, Peter Winkels, miembro integrante también de las SS, con el que algunos prisioneros trabajaban, visitaba con asiduidad la Inspección de los campos que controla el oro y las divisas procedentes de todos los centros concentración arios. Winkels era un gran experto que a primera vista podìa estimar en su justo valor un objeto o una piedra preciosa. A élacudìan , por mas de tres dècadas, todos los magnates del Ruhr para que les valorara pericialmente sus joyas y objetos valiosos. En Sachsenhausen tuvo su cargo la comprobación de las fichas y la contabilidad de genuinos arsenales de recuperación. Winkels aportaba todo el papeleo que esta tarea requerìa; frecuentemente habìa que hacer las comprobaciones con él. Las prendas de abrigo de los confinadoseran enviadas a Ravensbrück, donde el campo de mujeres disponía de grandes talleres de peletería.Despuès de registrarlos y despojarlos de todo objeto de valor que podìa haber oculto en ellos, los abrigos, capas y prendas parecidas, se enviaban a Ravensbriick, donde un ejército de costureras los arreglaba. Los abrigos de valor eran entregados, una parte, a la Haumtamnt VOMI que dirigìa el...
tracking img