El tiempo vuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2744 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El tiempo vuela

1. Biografía de la Autora: Diana Briones

Diana Briones nació en Buenos Aires, Argentina en 1960. Desde entonces vive en Quilmes, una localidad del conurbano bonaerense, donde también trabaja. Hija de un bancario y de una docente, mientras la niña predicaba el culto a las calles de Quilmes, y vivía jugando con los chicos y chicas del barrio donde nació, sus padresimaginaban para ella un futuro universitario, que el azar se encargó de desmentir. Aunque Briones estudió durante un año ingeniería zootecnista (“tenía la idea romántica de salvar a los animales y, por lo tanto, a la humanidad”, ironiza acerca de su frustrada vocación) pegó un giro de ciento ochenta grados y decidió que lo suyo era la docencia.

Es docente de EGB, maestra de Música y autora de librospara docentes de Nivel Inicial y EGB. Actualmente se desempeña como directora de coros infantiles y como asistente en la dirección de producciones teatrales de mimo.

Ella forma parte del Elenco Luz y Sombra, que realiza producciones teatrales, como:
- La muerte y la doncella (2004)
- Rosa de dos aromas (2004)
- Mateo (2000)
- Ulf (1999)
- Equinoccio (1997)
- El ex alumno (1997)
-Tres jueces para un largo silencio (2001)
- La Granada (1998)
- Convivencia Femenina (1996)
- 50 años (1999)

Esta última obra la produjo junto a Pedro Costa, y resume toda la vida de su grupo teatral

El tiempo vuela es su primera novela para niños, y es la obra que ganó el primer premio en el concurso “El Barco de Vapor 2003”.

2. Argumento o contenido de la Obra

Joaquín es un chicoque podría decir que tiene una gran imaginación, pero por más que él lo piense nunca encuentra respuesta a los misterios que se le presentan, como cuando vio una hiedra crecer frente a sus ojos.
Él tiene un gran interés por las máquinas, y hace algunos días había encontrado un viejo reloj en su casa, de esos que andan a cuerda; pero que nadie supo explicar de donde salió. Joaquín estaba muyintrigado por este reloj, así que trató de desarmarlo con todo lo que tenía a la mano, pero finalmente acabó dándole un martillazo, que es justamente el inicio de su aventura.

De repente todo se oscureció a su alrededor y él se quedó dormido. Al día siguiente(puedo decirlo así, aunque se haya oscurecido todo hacia las tres de la tarde) se encontró con la gran sorpresa de que no había nadie en sucasa; ni su papá, ni su insoportable hermanito Andrés, ni Silvia(la señora que contrataron desde que su madre murió); Joaquín ya estaba preocupado y empezó a tener sus dudas, de que el reloj sería el culpable de que no hubiera nadie en su casa.

Después se tranquilizó, no era la primera vez que no hallaba nadie en la casa, así que prefirió coger el reloj que había botado en el piso de arriba, y queseguía marcando las ocho y media. En realidad era raro lo que pasaba, ya que la tele no funcionaba, las bicicletas estaban ordenadas, así como el auto; y ni siquiera aparecía su perro Crash.

Pensó en visitar a Tuti, su amigo, pero no había nadie, ni siquiera un perro; la calle estaba completamente vacía. Después fue de camino a la casa de su tía Laura, pero la verdad es que no había nadie, asíque Joaquín aprovechó comiendo muchas golosinas y helados; pero, como era de suponerse, le dio dolor de estómago y entró temeroso a la casa de doña Enrica. Se sintió observado y vio a un extraño pájaro de color anaranjado, el único ser vivo que había visto en toda la mañana.

Siguió buscando a alguna persona, pero vino el famoso viento de las dos de la tarde y se le metió tierra a su ojo;estaba completamente rojo, así que fue a su casa a buscar un pañuelo, pero al momento de entrar ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡RING!!!!!!!!!! Sonó el teléfono y Joaco salió aterrorizado hacia el Hospital.

Al llegar al Hospital se pudo dar cuenta de que no había nadie allí, así que al ver una silla de ruedas lo único que hizo fue jugar con ella; sí, jugar hasta que llegó al cuarto que decía Mujeres, y que raramente...
tracking img