El ultimo vuelo del condor, por luis miranda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1567 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El último vuelo del Cóndor

Roberto Rojas hipotecó su vida cuando hace dos décadas fingió una herida producida por un bengalazo que cayó desde las gradas del Maracaná.
POR LUIS MIRANDA V.

Hace veinte años, Roberto Rojas era un ídolo. En 12 años de carrera el "Cóndor", como le llamaron por su capacidad voladora para atajar, se convirtió en el mejor portero chileno de todos los tiempos."Cuando chico tuve privaciones, cuando "lolo" no supe de fiestas ni de los amigos en las esquinas", dijo en agosto de 1987, en plena idolatría. "Quería ser alguien y lo logré con mucho esfuerzo… Pienso que soy un tipo equilibrado y maduro dentro del medio profesional. Y aspiro, sobre todo, a ser una buena persona".

Y de alguna forma parecía serlo, hasta que ocurrió el "Maracanazo".

Domingo 3de septiembre de 1989, Roberto Rojas está recostado en el pasto del Estadio Maracaná de Río de Janeiro. El humo de una bengala lanzada desde la galería empieza a disiparse y el arquero, que está defendiendo los colores de Chile, se lleva el guante derecho contra su ceja izquierda. Una, dos veces. Roberto está cortado, sangra su cara, el cuello, su tricota de arquero. Los jugadores, el árbitro, los141 mil espectadores y todos quienes ven las imágenes, quedan conmocionados. Chile sale de la cancha indignado. A Roberto lo sacan en andas con el cuerpo enrojecido.

Un bengalazo directo a la cabeza de Roberto Rojas privaba a Chile del paso al mundial. El retiro del equipo chileno era riesgoso, pero para el plantel de jugadores, cuerpo técnico y dirigentes, ese era el único camino ante lacarnicería que había ocurrido. Y de paso, existía la posibilidad de descalificar a Brasil y ungir a Chile como selección mundialista en Italia 90. El problema era que todo lo que allí había ocurrido era una mentira. Y Rojas era el principal responsable del engaño más grande en la historia del deporte mundial.

la foto del desengaño

Ricardo Alfieri vive en Buenos Aires y pertenece a una familia defotógrafos. Su padre, Mauro, lo llevó muy joven a la revista El Gráfico, donde se hizo de un nombre y de prestigio. "Ese día me puse a un costado de la cancha porque la luz atrás de los arcos, en el Maracaná es muy mala", cuenta. "Me coloqué en sentido contrario al linesman. El primer tiempo hice los ataques de Chile y en el segundo tiempo me enfoqué en los ataques de Brasil. Me quedé muy cerca deRojas, a unos 15 metros de él. Entonces pasó, fue una cosa de reflejos".

Alfieri vio salir una luz de la galería e instintivamente puso su cámara, ubicó al "Cóndor" y disparó una ráfaga de fotos. Un colega brasileño le preguntó si tenía algo.

–Sí, yo saqué la foto –dijo.

Llegaron los periodistas, le preguntaron qué vio y dijo: "creo que la bengala no le pegó". 170 fotógrafos, 15 cámarasde TV y nadie más que él había registrado lo que pasó. Alfieri se puso nervioso, quería irse del estadio y revelar las diapositivas para cerciorarse, pero cuatro hombres se le acercaron y lo llevaron con el presidente del fútbol brasileño, Ricardo Teixeira.

"Él estaba desesperado, pensaba que iba a descalificar a Brasil", cuenta por primera vez en público. "Me preguntó por la foto y le dije queantes que todo debíamos revelar las diapositivas. Era domingo, y lo que hizo me soprendió. Me dijo 'tú no te vas hasta ver las fotos', e hizo abrir la editorial donde se publica la revista Manchette. Fuimos a tomar un café y una hora y media después vimos la bengala cayendo a un metro de Rojas. La cara de Teixeira cambió. Esas eran las pruebas del engaño y se las entregó al veedor de FIFA esamisma noche".

Durante varios meses Ricardo Alfieri sintió pena y aflicción por lo que había pasado. La FIFA hizo una investigación sobre el caso y Roberto Rojas fue castigado de por vida para jugar al fútbol. El fotógrafo creía que él había sido el causante indirecto.

"Mi foto perjudicó a Rojas y durante un tiempo me sentí mal por eso porque de alguna manera destruí su carrera. Pero yo estaba...
tracking img