El vaso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2978 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La vida del ser humano es desde su principio un profundo mar de dilemas en cuya superficie navegamos, invertidos en nuestras tareas cotidianas, sintiendo los temores propios de quien se sabe siempre a merced de corrientes de agua y caprichosos vientos que nos empujan hacia destinos inciertos. Vivimos en un mar inseguro donde el ímpetu de elementos insospechados nos puede desplazar en direccionesdistintas y alterar el rumbo de nuestra vida, de tal manera que ningún navegante de estas aguas conoce con seguridad el puerto postrero donde habrá de recalar al final de su viaje. La vida es un ancho mar que nos inunda de inquietudes y recelos, en cuyas turbias aguas puede acontecer en el momento más inesperado hasta lo más alejado de nuestro pensamiento.
Los interrogantes echan a andar juntocon el recién nacido desde que es separado del amparo del cuerpo de la madre y se convierte en un nuevo ser con un destino propio bañado de dudas existenciales, a las que irá dando respuestas desde su personal observación de las cosas y con la particular actitud que adopte ante la vida. No hay mucho con infalible certeza en el lugar al que hemos venido a parar y enseguida empezamos a comprender queno son fáciles de responder las cuestiones del destino humano: el tiempo limitado de nuestra estancia en el sitio al que nacemos sin conocer con exactitud el momento de su final; la ignorancia capital que nos produce el no saber por qué estamos aquí y hacia dónde iremos después; el encontrarnos, al llegar, con otros millones de vidas simultáneas a la nuestra en forma de proyectos vitales quecompetirán con el propio en ocasiones con violencia; el saber a ciencia cierta que la ley de la vida hará desaparecer antes o después a nuestros padres protectores y seres más cercanos quedándonos cada vez un poco más solos en el mundo; los sufrimientos físicos y anímicos del cuerpo que nos contiene y su inexorable deterioro hasta aparecer la enfermedad que le impida desenvolverse por sí mismo; losprobables naufragios de nuestros objetivos vitales en algún punto de la singladura por este mar, que nos salpicarán de frustraciones, fracasos y desengaños; las complejas interrelaciones con las demás vidas coetáneas que comparten con nosotros la experiencia de vivir; y las angustias menores que a modo de fobias y aversiones nos produce conocer con certidumbre los temores mayores, dan rostro y formaa esos viejos compañeros inseparables de los que vivimos la existencia embarcados en la gran aventura de la vida, a esos miedos humanos que todos llevamos dentro desde el mismo momento en que se abren nuestros ojos al mundo y asoman los primeros rayos de la consciencia.
Voy a tratar de dejar aquí, en varias opiniones escalonadas, mi visión sobre estos miedos humanos que pueblan nuestra vidadiaria y en ocasiones la tiñen de desconcierto y desasosiego, cuando no llegan a alcanzar una dimensión tan desproporcionada que a muchas personas les lleva a precipitarse involuntariamente hacia la sima de la depresión. Grandes o pequeños, reales o imaginarios, cada miedo es un mundo para una persona, que debe aprender a erradicarlo de su vida para intentar ser un poco más feliz.

- - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - LA MUERTE - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - -

Comenzaremos este viaje por los miedos del hombre asomándonos allí donde no es fácil asomarse, allí donde los temores más profundos se hacen realidad, allí donde la ansiedad se convierte en el principal sentimiento y donde la inquietud se apodera de la mente. Empezaremos acercándonos a esa granolvidada que tratamos por todos los medios posibles de mantener alejada de nuestras vidas, cuyo más ligero contacto excita en nosotros una intensa agitación nerviosa ante su feroz realidad. Esa certidumbre absoluta nuestra que, sin embargo, el vital instinto de supervivencia que poseemos nos hace evitar a toda costa tenerla en nuestro pensamiento, porque la más tibia aproximación a ella nos hace...
tracking img