El voto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9794 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VOTO
El vocablo “voto” proviene del latín votum, y ello ya nos ilustra acerca del origen religioso del término que debía entenderse en el sentido de ofrenda o promesa hecha a los dioses. Si atendemos a las acepciones de esta voz admitida por la Real Academia Española1 comprobaremos cómo ese significado religioso perdura2 , baste al efecto con atender a sus dos primeras acepciones.
Comúnmente,se suelen utilizar como vocablos sinónimos los de “voto” y “sufragio”. La voz “sufragio” proviene del latín sufragium y puede traducirse inicialmente por ayuda, favor o socorro (Diccionario de la Lengua Española, op. cit., tomo II, pág. 1269), acepción que no va del todo desencaminada pues, como ha advertido Lucas Verdú3, mediante el sufragio los ciudadanos electores coadyuvan en cuanto miembrosde la comunidad política (Estado-comunidad) a su conexión con la organi-zación jurídico-política del Estado (Estado-aparato) y, por ende, a la in-tegración funcional de toda la sociedad política. No en vano, como pusiera de manifiesto Maurice Hauriou4, el sufragio es la organización política del asentimiento y al unísono, del sentimiento de confianza y de adhesión de hombre a hombre.
En todocaso, en un momento ulterior, al vocablo “sufragio” se ha dado un nuevo significado, el de voto. El propio Diccionario de la Lengua Española recoge como una de las acepciones de aquel vocablo la de “voto” de quien tiene capacidad de elegir. La circunstancia precedente ha propiciado una utilización indistinta de las voces “sufragio” y “voto” por parte de amplios sectores doctrinales. Así, PérezSerrano5 define el sufragio como una operación administrativa por su forma y procedimiento, mediante la cual se designa a quienes hayan de ocupar determinados cargos públicos, se manifiesta el criterio del Cuerpo electoral con respecto a una medida propuesta, o se expresa la opinión de los ciudadanos con voto en un cierto momento con respecto a la política nacional. Sin embargo, por nuestra parte,entendemos que conviene deslindar los términos “sufragio” y “voto”, aun a sabiendas de que entre ambos existe una indis-cutible analogía. El tema de la naturaleza jurídica del sufragio ha pro-piciado posiciones doctrinales divergentes que, aun cuando con infinitos matices, pueden reconducirse a dos grandes grupos.
En el primero de ellos se sitúan quienes entienden que el elector al votar ejercita underecho de los llamados innatos u originarios. El origen de esta posición se vincularía en algún modo a la concepción rousseaunia-na de la ley como expresión de la voluntad general, que se reflejaría en el Art. 6 de la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, de 26 de agosto de 1789, a cuyo tenor: “La Loi est l’expression de la volonté générale. Tous les citoyens ont droit de concourirpersonnellement, ou par leurs représentants, à sa formation...”.
En definitiva, si la ley debe reflejar fielmente la voluntad general, todos los ciudadanos han de participar en su formación a través de la elección de quienes, en cuanto representantes suyos, han de elaborarla.
Dentro del segundo grupo podríamos ubicar aquel sector de la doctrina que sostiene que el acto de votar no supone elejercicio de ningún derecho individual, sino que en él el elector actúa como un órgano del Estado que realiza una función del mismo. Así concebido, el sufragio constituye una función, sin la cual no puede desenvolverse el Estado, porque le faltarían órganos auténticamente representativos. Lejos de manifestar su criterio individual, el elector lo que hace al emitir su voto es dar efectividad a unestado de opinión social.
Por nuestro lado, creemos con Giménez Fernández6 que ambas posiciones no son del todo inconciliables. Es claro que el sufragio, aun no siendo un derecho innato u originario, no puede concebirse como una mera función. Estamos en presencia de un derecho fundado en la convivencia social, propio del hombre, no en cuanto ser humano, sino en cuanto ciudadano de un Estado, cuya...
tracking img