Elogio de la locura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1074 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ERASMO -
Rey de los humanistas, así le llamaron a Erasmo de Rótterdam sus contemporáneos, y el título parece apropiado para quien, incluso al parecer de sus propios adversarios, ocupó la cúspide de la cultura de su época y vio extenderse de manera indiscutible por Europa su prestigio, su influencia y hasta su popularidad. Erasmo lo consiguió gracias a una obra inmensa y extraordinariamentevariada y a una correspondencia incesante con casi todos los hombres cultivados e importantes de su época.
Sus cartas fueron leídas, contestadas y celosamente custodiadas como algo precioso desde Polonia a España, desde Inglaterra a Italia; en cuanto a sus libros, todos ellos escritos en latín, gozaron desde el momento de su publicación -en ocasiones, precedida de gran expectación- de un éxito y deuna difusión que se consolidaron e incluso aumentaron por lo menos durante dos siglos.
Erasmo editó los clásicos y los padres de la Iglesia, el texto griego del Nuevo testamento -precisamente el que eligió Lutero para su traducción a la lengua vulgar-; consiguió con sus Adagia, una colección de sentencias de los antiguos copiosa y personalísimamente comentadas, acrecentada en sucesivas edicionescasi a lo largo de toda su vida, poner la sabiduría de los clásicos al servicio de las exigencias de su época, revelándola con criterio moderno en toda su fructífera vitalidad; trazó en su Enchiridion militis chritiani una pauta de la vida cristiana, de consecuencias enormes en la forja de la nueva religiosidad europea; abrió con sus Colloquia familiaria y con muchos escritos pedagógicos el caminoa una formación y educación realmente de acuerdo con la vida y las necesidades de los hombres de su tiempo; trabajó, en fin, incansablemente en la difusión de su , entendida como la realización personal e interior del Evangelio, y no desdeñó para propagarla y defenderla de ningún medio escrito, desde el panfleto hasta la profunda obra teológica pasando por la sátira. Y todavía raptó, a su pesar,según dice, algún tiempo al tiempo para dedicarlo a la composición de poemas.
Pero a despecho de una composición tan grande e importante, para el lector común de hoy Erasmo se reduce a un solo título, y éste ni siquiera el de un libro, pues solo de califica su propio autor al Elogio de la locura. Un librito, además que, sin mengua de su genialidad y de su autentico carácter de gran obraliteraria, no puede dar una imagen, ni siquiera aproximada, de la dimensión histórica y de la complejidad de la fisonomía espiritual de Erasmo. y parece que el éxito del Elogio sorprendió y no muy agradablemente al propio Erasmo, quien en carta dirigida al humanista Martín Drop (Dropius) en 1515 aparece casi arrepentido de haberla escrito.
Por el prólogo de la obra, en donde el autor la dedica a suamigo Tomas Moro, el gran humanista y canciller de Enrique VIII de Inglaterra, conocemos bien las circunstancias en las que el Elogio fue concebido:
Es necesario insistir sobre el carácter, casi de divertimento, que la obrita tenía para Erasmo. Dejando aparte lo que halla en ello de excusa retórica, es evidente que al profundo humanista le iba a pasar algo no infrecuente en los grandes autores,que iba a ser universal y popularmente conocido por una parte de su obra bien exigua y, desde luego, y desde luego, no escrita con el propósito de dar lo mejor o lo mas sustancial de su pensamiento. Qué duda cabe, como escribe Margolin (Érasme, París, 1967,), de que .
Y lo mismo podría decirse de los Adagia, del Enchiridion, de sus trabajos patrísticos y sus ediciones del Nuevo Testamento, de laInstitutio principis Chritiani, etc. , si, y la razón al menos en parte de la extraordinaria fortuna del Elogio hay que buscarla en ese tiempo de su alumbramiento, en esa época de paz, , que Erasmo decía.
Así nació en la mente de Erasmo el Elogio de la locura, cuando, a lomos de caballo, viajaba de Italia a Inglaterra.
Para los contemporáneos de Erasmos el motivo de la locura, la necedad, como...
tracking img