En busca del hombre interior

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1103 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 12 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EN BUSCA DEL HOMBRE INTERIOR

¿Qué buscamos en verdad?

Desde que el hombre empezó a preguntarse del cómo fue su aparición, formación o creación, tuvo la necesidad de investigar todos los vestigios y demás evidencias ya sean orales, escritas y arqueológicas que formaran una respuesta clara. Durante el desarrollo de estos análisis encontramos pensadores y filósofos que debido a contextoshistóricos y corrientes ideológicas, plantean respuestas que han trascendidos a través de los tiempos brindado le al razonamiento humano la posibilidad, de tomar estas concepciones y aferrarse a ellas o buscarles a partir de éstas unas mas consecuentes o que tengan mayor credibilidad dentro del contexto sociocultural en el cual se expongan.
Heraclito de Efeso en sus fragmento nos daba a entenderque todo hacía parte del logos, ese elemento ígneo lleno de pureza y armonía, el cual llegaba a ser parte de todo y todo estaba sujeto a cambios, igual que todo lo existente; pero mediante el primer fragmento nos da una orientación clara de la unidad de todas las cosas las cuales pertenecen a una sola. Y la imposibilidad de algunos hombres de no poder encontrar la verdad o al encontrarla pasandesapercibidos ante ella, es : la Razón, el Logos, fuerza suprema, como seria Dios en San Agustín. (Frag 1 (1) De esta razón, que existe siempre, resultan desconocedores los hombres, tanto antes de oírla como tras haberla oído a lo primero, pues, aunque todo ocurre conforme a esta razón se asemejan a inexpertos teniendo como tienen experiencia de dichos y hechos; de éstos que yo voy describiendo,descomponiendo cada uno según su naturaleza y explicando cómo se halla. Pero a los demás hombres les pasa inadvertido cuanto hacen despiertos, igual que se olvidan de cuanto hacen dormidos). La necesidad de encontrar un sentido a nuestras vidas es siempre un dilema que queremos atacar desde muchos aspectos, buscamos con afán las respuestas del porque de nuestros comportamientos, golpeando puertasy entrando en habitaciones las cuales tienen más y más puertas que no conducen a ningún lugar terminando encerrados en una de ellas que podría no ser la correcta.
En San Agustín todo lo concerniente a la realidad esta en Dios igual que el hombre; y plantea desde muchos aspectos la consecución de las cosas y la participación tanto de Dios como del hombre en ellas.
La interioridad agustiniana nose agota ni termina en sí misma, como le ocurre al hombre actual. La interioridad en san Agustín es el punto de partida de todo un desarrollo posterior que trasciende al sujeto mismo. Finalmente no es en el sujeto donde nace la verdad, más bien es el interior del hombre el que se constituye como medio para alcanzarla, donde la luz de la Verdad se hace evidente. Para Agustín el interior sólo es elcamino que conduce a la sabiduría y contemplación de lo superior a él.
En Las Confesiones, libro XII, capítulo XX, san Agustín cita lo siguiente: “Me refiero a aquella sabiduría creada, o sea a la naturaleza intelectual, que es luz por la contemplación de la Luz. Recibe el nombre de sabiduría, aunque se trata de una sabiduría creada. La misma distancia que existe entre la iluminadora y la luzreflejada existe entre la sabiduría creadora y esta sabiduría creada, como entre la justicia que hace justicia y la justicia operada por la justificación”.
Agustín encuentra en el espíritu y a su vida espiritual, el medio para alcanzar lo que se ha propuesto, dejando de manifiesto el lugar secundario que ocupa lo corporal y temporal en el hombre, sin embargo, es lo suficientemente claro en nodesechar por completo lo corporal, pues, comprende que la naturaleza del hombre es compuesta, y consistente con su naturaleza, la sabiduría humana necesita de lo material para vivir humanamente.
Otro aspecto que demuestra la consistencia del pensamiento agustiniano es la conexión existente, real de la verdad y el sumo bien. La verdad es el bien último de la inteligencia y de la voluntad. Mediante el...
tracking img