Enciclica juan pablo ii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 136 (33806 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Pablo II
Carta encíclica Fides et Ratio
Sobre las relaciones entre Fe y Razón
14 de septiembre de 1998 | |
|  |
|Venerables Hermanos en el Episcopado, |
|salud yBendición Apostólica |
|La fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la |
|verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que,|
|conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo (cf. Ex 33, 18; Sal 27 [26], 8-9; 63 [62], 2-3; Jn 14,|
|8; 1 Jn 3, 2). |
|[pic]|
|inicio / > / fin |
|[pic] |
|Introducción|
|«Conócete a tí mismo» |
|1. Tanto en Oriente como en Occidente es posible distinguir un camino que, a lo largo de los siglos, ha llevado a la humanidad a |
|encontrarse progresivamente con la verdad y a confrontarse con ella. Es un camino que se ha desarrollado —nopodía ser de otro modo— |
|dentro del horizonte de la autoconciencia personal: el hombre cuanto más conoce la realidad y el mundo y más se conoce a sí mismo en |
|su unicidad, le resulta más urgente el interrogante sobre el sentido de las cosas y sobre su propia existencia. Todo lo que se |
|presenta como objeto de nuestro conocimiento se convierte por ello en parte de nuestra vida. Laexhortación Conócete a ti mismo |
|estaba esculpida sobre el dintel del templo de Delfos, para testimoniar una verdad fundamental que debe ser asumida como la regla |
|mínima por todo hombre deseoso de distinguirse, en medio de toda la creación, calificándose como «hombre» precisamente en cuanto |
|«conocedor de sí mismo».|
|Por lo demás, una simple mirada a la historia antigua muestra con claridad como en distintas partes de la tierra, marcadas por |
|culturas diferentes, brotan al mismo tiempo las preguntas de fondo que caracterizan el recorrido de la existencia humana: ¿quién soy?|
|¿de dónde vengo y a dónde voy? ¿por qué existe el mal? ¿qué hay después deesta vida? Estas mismas preguntas las encontramos en los |
|escritos sagrados de Israel, pero aparecen también en los Veda y en los Avesta; las encontramos en los escritos de Confucio e Lao-Tze|
|y en la predicación de los Tirthankara y de Buda; asimismo se encuentran en los poemas de Homero y en las tragedias de Eurípides y |
|Sófocles, así como en los tratados filosóficos de Platón yAristóteles. Son preguntas que tienen su origen común en la necesidad de |
|sentido que desde siempre acucia el corazón del hombre: de la respuesta que se dé a tales preguntas, en efecto, depende la |
|orientación que se dé a la existencia. |
|2. La Iglesia no es ajena, ni puede serlo, a este...
tracking img