Ensayo 7 pecados capitales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3363 palabras )
  • Descarga(s) : 24
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
U.A.Q.
“ESCUELA DE BACHILLERES SALVADOR ALLENDE” PLANTEL NORTE
FORMACIÓN CIVICA Y ÉTICA
REPORTE DE LIBRO

ALUMNA: LAURA BERRONES PÉREZ
6° SEMESTRE
GRUPO: 9

INTRODUCCIÓN
El filósofo y médico británico mandeville en su obra vicios privados, virtudes públicas menciona que los vicios privados se convierten en virtudes públicas que hacen funcionar a la sociedad.
Por su parte Rousseau aseguraba quelos hombres nacen naturales y felices porque no tienen deseos, pero en el momento en que empiezan a reunirse aumenta la concupiscencia y, por lo tanto, crece la sociedad, que está hecha pare satisfacer esos apetitos. El problema es que la sociedad se basa en el anhelo que todos tenemos de poseer cosas, que están relacionadas con la carne, con los fanes y con los lujos.
Los clásicos 7 pecados quetodos conocemos, y las virtudes que se suponen pueden derrotarlos, son las siguientes: soberbia-humildad, avaricia-generosidad, lujuria-castidad, ira-paciencia, gula- templanza, envidia- caridad y pereza- diligencia.
El pecado es el abuso de la libertad que dios ha dado a las personas.
En el hombre están las dos cosas: la pulsión al despliegue del contenido armónico y la contradicción. Primeroquerer adueñarse de sí mismo, y después preferir determinadas proporciones sobre otras.
Según el historiador inglés John Bossy, “los 7 pecados capitales son la expresión de la ética social y comunitaria con la cual el cristianismo trató de contener la violencia y sanar a la conflictiva sociedad medieval. Se utilizaron para controlar los comportamientos sociales agresivos y fueron, durante mucho tiempo– desde el siglo XIII hasta el XIV, el principal esquema de penitencia, contribuyendo en modo determinante a la pacificación de la sociedad de entonces”.
En un principio, los pecados eran una manera de cómo administrar la propia conducta, en la época moderna cuando la penitencia dejó de ser la forma de resolución de conflictos sociales para transformarse en algo psicológico e interior a laconciencia de cada individuo. Estos pecados adquieren la categoría de capitales cuando originan otros vicios.
Para Omar Abboud “el pecado no es algo inamovible, varía de acuerdo al punto de vista del observador y e referencia a la evolución del contexto social y cultural”. No importa la antigüedad que tengan las imposiciones, pueden cambiarse y ser anuladas por un nuevo acuerdo entre individuos,considera que las leyes son convenciones creadas por los hombres y no el resultado de órdenes divinas inmodificables.

LA MUERTE, QUE TODO LO ALCANZA
Mujica dice: “yo creo que la desproporción real está dada porque vamos a morir”. Nuestra cultura sabe de la desproporción y por eso niega y esconde la muerte. Si el individuo no cree en la existencia en una vida después de la muerte, los pecados nopasan de ser una serie de normas que impone la sociedad.
Omar Abboud asegura: “existe una industria para generar deseos y apetitos. Estamos viviendo en una época donde muchos dicen no tener religión, creo que pueden no tener creencias monoteístas o de cualquier otro tipo relacionado con dioses, pero sí tienen una gran religión: el capitalismo y el consumo llevados al paroxismo, como absolutos, sinoen los pecados del capital.
San pablo decía que teníamos tres enemigos: la “libido sentiendi” la “libido cognoscienti” y la “ libido dominante”. Es decir la concupiscencia de los sentidos: comer y fornicar; la del conocimiento: querer saber más, la curiosidad, querer inventar cosas; y el deseo de poder: querer mandar, dominar e imponerse a los demás. Son la tres grandes concupiscencias a partir delas cuales se dan los demás pecados, que mantienen y perpetúan la vida humana. Pero debemos moderarlas a través de hábitos sociales que regulen las relaciones entre los individuos.

LA DEMOCRATIZACIÓN DE LOS PECADOS
Algunas cosa que hasta hace algunos años eran privilegio de alguna elite hoy se han popularizado con algunos matices. En verdad es que se ha generalizado el espíritu principesco....
tracking img