Ensayo de evaluación educativa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2230 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EVALUACIÓN: TALÓN DE AQUILES DE LA EDUCACIÓN

Javier Fernández Melchor

He estructurado el trabajo en las siguientes partes, con la finalidad de facilitar su análisis: la introducción, las preguntas generadoras sobre las cuales se guiará el documento, el objetivo del mismo, mi postura con respecto a la evaluación, una propuesta de evaluación y conclusiones.

Algunas preguntas que siempreme han inquietado sobre la evaluación, porque forman parte de mi práctica docente, porque al juzgar a un alumno mediante un número, siempre quedará la gran incertidumbre, si actuamos con justicia o no, sobre todo, cuando se dispone de información poco confiable; son las siguientes:

¿Evaluación es sinónimo de calificación? ¿Evaluación es sinónimo de examen?

¿Debemos erradicar el examen delproceso de evaluación?

¿Cómo es posible que la evaluación educativa que es de naturaleza cualitativa, las autoridades educativas nos las exijan como una evaluación de carácter cuantitativo, expresándola mediante un número llamado calificación?

¿Cómo se está evaluando hoy en las escuelas?

¿Cómo puedo mejorar mi práctica docente desde la evaluación?

¿Cómo puedo evaluar con justicia a misalumnos?

¿Qué nuevas estrategias de evaluación aprendí en el seminario de Evaluación Educativa?

Ser evaluado hoy, es sinónimo de ser examinado a través de un examen. De aquí la nueva enfermedad que asola a los alumnos en las escuelas se llama angustia académica cuya sintomatología la conocemos perfectamente porque la hemos padecido: estrés, y cuando sucede la reprobación: autoestima baja,frustración y asignafobia (fobia a la asignatura). Lo que me preocupa, como profesor de matemáticas, es que el alumno no sólo odia las matemáticas, sino que termina odiando a su profesor de matematicas. Desde el primer día de clases, con justificada razón, algunos alumnos están preocupados, otros temerosos y un reducido número a los que parece no importarles nada, preguntan: ¡Oiga, profe! ¿Ustedcómo califica? ¡Por favor, ponga los exámenes facilitos! Es el clamor estudiantil que se deja escuchar una vez que el maestro traspasa el umbral del salón de clases. Tampoco deja de tener validez la investigación previa que los alumnos realizan de la vida personal del maestro: sus debilidades y sus fortalezas, en un afán por conocer lo que le gusta o no le gusta al docente. Los alumnos saben si elmaestro es un “duro” del cual se deben cuidar; o si el maestro es un “bonachón” del cual no hay que tener cuidado porque todos “pasan”.

La sociedad ha establecido ritos en torno a la promoción académica en las escuelas y un culto exagerado a los títulos académicos que hace que la evaluación educativa se haya pervertido al servir a intereses ajenos al quehacer educativo, como es lograr unprestigio social a través de una profesión. Las profesiones, y todo el proceso que conlleva alcanzarla divide al mundo en dos grandes grupos: los acreditados y los no acreditados, los aprobados y los reprobados, los incluidos y los excluidos, los iniciados y los no iniciados.

El examen, tan temido en la actualidad, no es inherente al proceso educativo. Pitágoras[1] prefería usar la observación paradescubrir las cualidades de sus alumnos y clasificarlos en mathematikoi, akusmathematikoi y oyentes. El examen fue un invento de la burocracia china con el fin de elegir miembros de castas inferiores.[2]

En la edad media no existía un sistema de exámenes ligado al proceso educativo. Aunque Perero[3] dice que el Pons Asinorum[4] era el teorema que había que demostrar para pasar el curso dematemáticas en aquella época.

Si retomamos a Carrillo, que al borde de la desesperación e impotencia se desahogaba con su pluma exclamando: “¡Exámenes, exámenes! Con razón os detesto, porque me traéis a la memoria el estado tristísimo de nuestra instrucción, porque venís a llamarme con fuerza a la puerta de mi alma, para decirme: mira como se rebaja la naturaleza espiritual del niño; y me lo...
tracking img