Ensayo mio cid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (636 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es un libro anónimo que relata las valientes hazañas del caballero Castellano Rodrigo Díaz de Vivar, llamado también “El Mío Cid”, El poema consta de tres cantares
En el primer cantar que se llama“El Destierro”, el Cid campeador, como también le decían fue acusado injustamente por sus enemigos que le había robado al Rey, Alfonso VI, entonces el rey destierra al cid de Castilla, se despide de suesposa e hijas y abandona la ciudad junto a varios hombres y a su amigo Alvar Fañez, que lo quisieron acompañar en su destierro, cuando sale de la Ciudad se le atraviesa una corneja y como saliendo decastilla quedaba al lado derecho significaba que le iría bien en su destierro, ya que es un ave que puede anunciar un buen o mal augurio. Antes de salir prometió volver con honores, ya que él no eraculpable de lo que se le acusó.
Llegando a Burgos nadie lo ayudó ya que el Rey se encargó de enviar un comunicado, ¡pobre aquél que ayudara al mío cid!, pero igual consiguió algo de dineroengañando a unos judíos y desde ahí en adelante comenzaron a conquistar tierras, pueblos y grandes reinos, y le envió con Alvar fañez regalos al Rey para que este lo perdonara
En el Segundo cantar llamado,“Las Bodas de las Hijas del Cid”, el cid conquista valencia y le quita al rey de marruecos la espada Tizona, también tenía la espada colada, ganada al conde de Barcelona, envía a su amigo nuevamente a lacorte de Castilla con regalos y le pide al rey que lo deje reunirse con su familia y éste acepta e inclusive lo perdona y le levanta el castigo del destierro. El Cid se lleva a sus hijas y a suesposa a vivir con él a Valencia, los infantes de Carrión por interés a la fortuna del cid le piden al rey casarse con las hijas del Cid, éste habla con el cid y para no quedar mal con el rey acepta quesus hijas Doña Elvira y Doña Sol se casen, aunque el Cid no estaba muy contento.
En el Tercer cantar, “La afrenta de Corpes”, muy pronto el cid comprueba porque no quería esos matrimonios,...
tracking img