Ensayo william ospina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2492 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo William Ospina
A la largo de toda la historia, Colombia ha fundado sus ideales en revoluciones ajenas, como la Francesa y ha gritado sus emblemas por temor a vivir una propia y a reconocerse a sí misma.   Esta incapacidad   y la notable falta de carácter es lo que ha llevado a Colombia a ser una sociedad incapaz de forjar su propio destino, a ser una sociedad hostil e injusta y que haoptado por imitar a otros, porque se avergüenza de sí misma.   Es una sociedad en la que todos perdieron las esperanzas, la confianza, especialmente en el Estado, porque ha demostrado poco interés   en el cumplimiento de sus funciones, y eso se refleja en la inseguridad, la pobreza, la mala atención médica, entre otras evidencias, por tanto nos hemos convertido en una nación egoísta en el que cadaquien vela por sus intereses personales, incluyendo al Estado, que debería ser nuestro respaldo, pero que en realidad privilegia a unos pocos y a la gran mayoría la mantiene en la indignidad. Ese es el gobierno al que se le debe respeto, una tiranía que se esconde bajo una mascara de responsabilidad social, pero lo mas grave es que a pesar de todo esto el pueblo calla, simplemente espera y cuando seagotan las esperanzas mendiga lo que se merece por derecho, siguiendo el ejemplo de un Estado que se excusa en que los ciudadanos   no cumplen con sus deberes.
Los colombianos carecemos de carácter, pues asumimos nuestras historia como un destino, siendo incapaces de cambiarla y sintiéndonos pequeños e indignos, discriminándonos unos a otros al no reconocernos como una nación, una misma cultura.Desde tiempos antiguos se le dio paso a la pobreza, creyendo que este era   problema de unos cuantos, y solo ahora sufriendo las consecuencias nos damos cuenta que era asunto de todos.

La razón por la cual a los seres humanos nos cuesta tanto trabajo encontrar las causas de los males, es porque lo último que hacemos es mirar nuestro corazón. Siempre miramos el corazón delvecino para encontrar al culpable,
y nos aturdimos con la presunción infinita de nuestra propia inocencia. Así obra el imperio. Incita, paga, consume, produce substancias procesadoras, pule procedimientos, desarrolla métodos de mercadeo, sostiene inmensos aparatos estatales dedicados a instigar el tráfico para conocerlo y poder reprimirlo, permite que legiones de funcionarios seenvilezcan y traicionen en nombre de la patria y de la comunidad, sacraliza prácticas degradantes y repugnantes bajo la vieja enseña de que el fin justifica los medios, y finalmente se declara inocente víctima de una conspiración y convoca a la cruzada de los puros contra los demonios.
Pero esto que ocurre en el campo de las relaciones internacionales, y que repite lo que ocurriósiempre en las desiguales relaciones entre el país y los otros, es apenas uno de los marcos en los cuales se mueve la increíble realidad de nuestro país.
¿Cómo se sostiene una sociedad en la que todos saben que prácticamente nada funciona? Desde los teléfonos públicos que no sirven para hacer llamadas hasta los puentes que no sirven para ser usados y los funcionarios públicos que nosirven para atender a las personas y las fuerzas armadas que no sirven para defender la vida de los ciudadanos y los jueces que no sirven para juzgar y los gobiernos que no sirven para gobernar y las leyes que no sirven para ser obedecidas, el espectáculo que brindaría Colombia a un hipotético observador bienintencionado y sensato sería divertido si no fuera por el charco de sangre en que reposa.Cualquier colombiano lo sabe: aquí nada sirve a un propósito público. Aquí sólo existen intereses particulares. El colombiano sólo concibe las relaciones personales, sólo concibe su reducido interés personal o familiar, y a ese único fin subordina toda su actividad pública y privada.
Palabras como "patria" causan risa en Colombia, y los únicos seres que creen...
tracking img