Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6520 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Europa ante un debate existencial, más allá de la Constitución

137

Europa ante un debate existencial, más allá de la Constitución
Stephan Sberro
Las respuestas negativas de los pueblos francés y neerlandés en la misma semana, el 29 de mayo y 3 de junio de 2005, transformaron fundamentalmente el debate sobre la Constitución Europea. Dicha respuesta no sólo obliga a los pueblos de estos dospaíses a repensar el contenido de la Constitución misma, sino que también replantea debates más fundamentales sobre la naturaleza de la Unión Europea (UE) y sus límites conceptuales y geográficos para todos los Estados miembros. Así, más allá de la negativa de los electores franceses y neerlandeses a la Constitución, el fracaso en torno a la adopción de las perspectivas presupuestarias, elrechazo de los electores alemanes al cambio de modelo económico europeo hacia el modelo anglosajón y la apertura problemática de las negociaciones de adhesión de Turquía abren la puerta a un debate existencial. Este debate no se había dado desde la creación de la UE. Esta “ambigüedad constructiva” había permitido hacer progresos paulatinos, paso a paso según el método de Jean Monnet, pero espectacularescuando se observa en retrospectiva el camino recorrido desde 1951 con el Tratado de París. Nadie ponía entonces en cuestión la necesidad de una mayor apertura económica. De la misma manera el proceso de ampliación se había efectuado de modo casi automático. Como lo explica Jan

05 Sberro.indd 137

12/1/06 13:33:13

138

Revista Mexicana de Política Exterior

Peter Balkenende,1 primerministro de Países Bajos, los “no” francés y neerlandés no representan un “no” a la integración europea sino un deseo de replantear la integración. El rechazo de la Constitución en dos de los seis países fundadores de la UE tampoco constituye una ruptura inesperada sino el detonador de una crisis que se avecinaba desde hace al menos 10 años, justamente en pleno auge de la integración continentalque trajo consigo el derrumbe del comunismo en la parte oriental del continente. En realidad, el debate que empezó en junio de 2005 no tiene que ver con tal o cual artículo de la Constitución sino con la finalidad de la integración europea. Por primera vez se oponen abiertamente los dos modelos que se venían enfrentando desde 1950 a una federación europea o a un gran espacio económico que reúne aEstados-naciones soberanos. El primer objetivo es compartido por Alemania, Bélgica, España, Italia y Luxemburgo. En cambio, desde sus adhesiones en 1973, Dinamarca y Reino Unido no disimularon su feroz oposición a cualquier intento de unión política así como al establecimiento de una fuerza de defensa independiente de Estados Unidos. Ocho países de Europa Central y Oriental comparten ahora la visiónbritánica. Entre estos dos polos, Francia y Países Bajos han oscilado desde un principio;2 el rechazo de sus pueblos al referendo en 2005 no puede por ende ser considerado como algo sorpresivo e inesperado.

1 Jan Peter Balkenende, “Les Pays-Bas, un partenaire solidaire et fiable”, Le Figaro, 12 de julio de 2005. 2 Es también el caso de Austria, Grecia, Irlanda, Finlandia, Portugal y, másrecientemente, Chipre y Malta; sin embargo, estos países, por sus pesos históricos, demográficos y económicos en la Unión Europea no constituyen un factor de inestabilidad como en el caso de Francia y Países Bajos.

05 Sberro.indd 138

12/1/06 13:33:14

Europa ante un debate existencial, más allá de la Constitución

139

Una crisis anunciada desde 1992 Con la caída del Muro de Berlín ennoviembre de 1989, Alemania y Francia iban a desempeñar su liderazgo por última vez. Llamaron a una unión política en diciembre de ese año y lograron imponer el Tratado de Maastricht que permitía la instauración de una moneda única y asentaba las bases para que se edificara una política exterior común, a pesar de las renuencias británicas, danesas y, en menor medida, griegas, pero con el apoyo...
tracking img