Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2206 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Es el Deporte una Escuela de valores?
Es evidente que en la sociedad de hoy en día los valores humanos que predominan son bien distintos a los de hace unas décadas y, para bien o para mal, no sabemos si se estancarán y sufrirán un retroceso o, por el contrario, no tendrán tope alguno y seguirán evolucionando negativamente. La situación actual está degenerando a un ritmo vertiginoso, sin sabera dónde nos llevará.En este sentido el deporte, en general, y en nuestro caso el básquet, no se ha mantenido al margen de dichos cambios y también ha sufrido, de diferente forma, sus consecuencias. Es fácil escuchar al finalizar los encuentros, en los diferentes medios de comunicación, declaraciones de deportistas del tipo: en el campo o en la pista, todo vale para conseguir la victoria , o porejemplo, lo que pasó en el campo se quedó en el campo Además, por si no fuera poco, también es fácil ver imágenes de celebraciones de goles o canastas y victorias, un tanto desmesuradas y provocativas para los intereses del equipo contrario y su afición, con lo que eso conlleva implícito.Los hechos que acontecen antes, durante y después de un encuentro de los deportes más populares en nuestrasociedad (fútbol, básquet ), tienen una gran repercusión en la vida cotidiana y, sobre todo, en la de los niños y niñas, deportistas o no, con graves consecuencias para su futura educación. Porque éstos intentarán imitar a sus ídolos en los numerosos aspectos de su comportamiento. ¿Por qué no paramos esta situación entre todos? Cada uno de nosotros debería colaborar y poner su granito de arena paraconseguirlo. El deporte, en edad escolar, debería ser en todo momento formativo y educativo, no de alta competición o de alto rendimiento. En esta etapa, es decir, durante la iniciación deportiva, el propio deporte sobre todo, los deportes de equipo- han de intentar educar, por encima de todas las cosas, en actitudes, valores y normas a los niños/as, además de dotarles de un aprendizaje de loselementos técnicos, tácticos, físicos y psicológicos propios del mismo.El deporte no debería verse como un medio para conseguir el éxito personal y un endiosamiento de los deportistas de elite, sino que se debería ver simplemente, como el elemento que nos permita conseguir nuestra propia superación personal y, de esta manera, contribuir al enriquecimiento colectivo. Sobre todo, en las edades deformación, tendría que ser un vehículo para disfrutar y divertirse, aspectos que, desgraciadamente, no se dan en toda su plenitud a causa de la presión social existente.Ante estas situaciones sociales, presentamos, como reflejo de nuestra reflexión, un fragmento de un artículo de la señora Anne Cheng (autora del libro Historia del pensamiento chino) en una entrevista concedida el día 19 de agostodel 2003 al diario La Vanguardia en su sección de La Contra realizada por Lluís Amiguet, donde manifestaba lo siguiente: ( ) Aunque por naturaleza somos seres solidarios y sociales, el capitalismo convierte el egoísmo en único fin de nuestra existencia. Confucio, en cambio, sostiene que somos instrumentos de la armonía social. Sólo descubriremos el auténtico sentido en nuestras vidas si las ponemosal servicio de la comunidad. Cada uno de nosotros no es el fin, sino el medio.En este escenario, a los componentes del equipo contrario (cuadro técnico y jugadores) y a sus seguidores no se les debería ver como el objetivo al que hay que superar y ganar; sino como a unos compañeros con los cuales disfrutamos, compartimos y aprendemos del trabajo realizado durante la semana, en un breve espaciode tiempo, los unos con los otrosLamentablemente, es muy fácil hablar y muy difícil llevar a cabo estos objetivos. Pero, ¿qué les parecería que al premio Fair-Play se le diera más importancia de la que recibe en estos momentos? Antes de entregar la copa al campeón de la liga regular, de un torneo debería ser otorgado el premio a la deportividad, al juego limpio ¡Bonita palabra ésta! ¿Verdad?¿Qué...
tracking img