Ensayos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4163 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En México Bárbaro, el autor John Kenneth Turner, nos da a conocer su significante experiencia en las tierras mexicanas. Nos relata con precisión la realidad nada grata de nuestro pueblo.
Una característica importante de esta obra es que el autor describe la historia como quien viera desde la ventanilla de un tren; es decir, sin involucrarse como protagonista, ni mucho menos tratar de influir ocambiar lo que veía.
A continuación hago una síntesis de cada uno de sus VXII capítulos, añado al final algunos comentarios e impresiones personales.
El capítulo I “Los esclavos de Yucatán”, comienza con la pregunta: ¿qué es México? a lo que el autor responde, que a pesar de lo que se dice, México es un país con una constitución y leyes tan justas como las de los norteamericanos, pero donde niuna ni otras se cumplen. Es un pueblo sin libertad, donde los puestos políticos se venden, y los pobres son pobres porque no tienen derechos.
Esto pudo observarlo por primera vez a principios de 1908, cuando llegó al Estado de Yucatán, con el afán de esclarecer la situación que se vivía en nuestro país; y acercándose a la gente, por sus relaciones personales con valiosas fuentes de información,estuvo en condiciones de observar y oír todo lo que aporta en su investigación.
Lo primero con lo que se topó fue con la esclavitud en el estado de Yucatán, en donde sin importar la peculiaridad de su suelo, historia y belleza, las personas eran tratadas como animales.
Los obreros, eran en realidad esclavos; para esto los obligaban a prestar sus servicios, según ellos, para pagar sus deudas,mismas que también hacían que adquirieran con engaños o por necesidad, y así se vendían y vendían a sus siguientes generaciones, pues no había modo de saldar la deuda.
Vendían a los esclavos como mercancías con el pretexto de transferir la deuda; pero con un patrón o con otro las condiciones para ellos eran las mismas:
*Los hacían trabajar en las plantaciones del henequén ( ), y en la ciudad comosirvientes, obreros, criados, como prostitutas.
*Recibían castigos corporales sin importar sexo o edad: colgados de los dedos eran azotados o encerrados en cuartos obscuros.
*Les “pagaban” $22.50 como pago total al año, que es con lo que contaban para toda su familia.
*Dormían en hamacas y vivían trabajando hasta el anochecer. Su única comida consistía en tortillas de maíz, una taza defrijoles sin condimento alguno, y un plato de pescado rancio con un olor obviamente desagradable.
*No había forma de escapar, y si trataban de hacerlo lo castigos eran mayores.
El propósito auténtico de John Kenneth al viajar a Yucatán fue averiguar qué sucedía con los indios yaquis de Sonora. En el capítulo dos lo narra con detalle:
El sufrimiento de los yaquis es su estado nativo era muy grande:eran obligados a rebelarse para tomarlo en su contra, confiscaban sus tierras, exterminios por parte del ejército, y finalmente la orden del presidente Díaz para que fueran deportados.
El exterminio de los yaquis empezó con la guerra y el fin de ellos se está cumpliendo con la deportación y esclavitud. El origen de este conflicto se atribuye a un plan elaborado por cierto número de políticos quetenían el propósito de apoderarse de las tierras del sur de Sonora, las cuales eran propiedad de los yaquis.
Antes de la persecución comandada por el presidente Díaz, los yaquis disfrutaban de paz y vida propia, eran parte de la vida solidaria de la nación mexicana, tenían sus propias granjas y hogares.
Sin embargo, al fueron incitados a la guerra por los hombres que encabezaban el Gobierno deSonora, pues los envolvieron en una trampa en donde terminaron por violar a las mujeres de su pueblo, y desde entonces se vieron obligados a pelear. En la lucha murieron decenas de miles de yaquis, uno de sus jefes fue muerto públicamente, y en 1894 les arrebataron las tierras.
Desde entonces sufrieron a manos de su gobierno, quien ordenó aprehender a todos los yaquis y colgó a tantos, sin...
tracking img