Entrevista a e. r. zaffaroni

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3564 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FRANCOTIRADOR DE LAS PENAS

Entrevista a Eugenio Raúl Zaffaroni (*)

por Johnson Centeno Burgos (**)




Tiene un hablar cadencioso y su mirada angulosa da la impresión que todo lo piensa. A sus 64 años, que no los aparenta, lleva un buen trajín a cuestas: abogado, profesor, tratadista, juez en tiempos de dictadura, legislador, conferencista, y ahora último, ministro de la CorteSuprema propuesto por el presidente Kirchner. “Esto me ha cambiado la vida radicalmente”, dice refiriéndose al nuevo trabajo que desempeña desde octubre del año pasado. También es nadador, polemista, coleccionista de cactus, criador de perros, y admirador de “Los ratones paranoicos”. Eugenio Raúl Zaffararoni, uno de los pensadores penalistas más influyentes en Latinoamérica, nos recibe con toda supaciencia argentina y no sabe de reparos a ninguna pregunta. Fuma de principio a fin durante la entrevista (“vogue”, americanos de filtro largo, bajo en nicotina). Se pide un café bien cargado. “Sacarina, por favor”. Fuma y responde, piensa… y fuma de nuevo.



—¿Para qué sirven las penas?

—Bueno, hay múltiples funciones de la pena pero en definitiva, desde un punto de vista sociológico,no hay un acuerdo. Está claro que tiene una función de verticalización social, de corporativización jerárquica de la sociedad; pero en realidad, si alguna función preventiva tienen es la función preventiva que tienen todas las sanciones jurídicas, o sea, no es diferenciable del resto. Si uno se abstiene de hacer una cantidad de cosas, lo hace en razón de motivaciones de carácter jurídico que notiene nada que ver con la pena penal: Si pago el teléfono, por ejemplo, es porque no quiero que me lo corten, y eso no tiene nada que ver con la pena. (FERRAJIOLI xq el dice no confundir la motivación ed la pena que es el ser. Ademas es una de las principales criticas de zaff a la prev gral negativa)

—Muchos todavía creen que el Derecho Penal es la solución para todos los males…

—Hay todo undiscurso al respecto que se difunde por el mundo, y que es el resultado de una patologización a partir del sistema penal de los EE.UU. Desde los años 80. EE.UU. era un país normal en cuanto a su sistema penal, con un índice de prisionización alrededor de la media mundial, y hacia los años 70 presenta algunas características como la posibilidad de desaparecer la pena de muerte (la Corte Suprema lodeclaró inconstitucional el año 72), pero a partir de entonces, las administraciones republicanas empiezan a revertir de la cosa, gracias al inolvidable Nixon, y a fines de los 70 empieza un crecimiento exponencial de los índices de prisionización. Por entonces, los índices más altos en el mundo, que sextuplicaban la media mundial, estaban en Rusia; posteriormente, ya en la década siguiente, losEE.UU. alcanzan los índices soviéticos. Hoy, tras la caída del muro, están prácticamente parejos. Esto trae que EE.UU. tenga alrededor de 5 millones de personas controladas por el sistema penal: 2 millones prisionizadas, y otras 3 millones controladas en libertad. Se genera una transferencia de recursos de programas asistenciales a programas de asistencia social, o sea, del hospital a la cárcel, y seincrementa el número de personas dedicadas a la administración del sistema, cuya función es mantener el índice de desempleo bajo, entre otras cosas, gracias al sistema penal. (ZAFF aumenta el estado de policia) Lógicamente, tener un sistema hipertrofiado como éste, demanda un aparato de propaganda del sistema penal, que se monta sobre toda comunicación mediática, dándose el salto de lo racional alo emocional: se bombardea con noticias rojas, y se trata de conseguir un nuevo enemigo. EE.UU., después de la caída de la Unión Soviética, necesita un nuevo enemigo, y como no lo encuentra entonces trata de “fabricar” la droga, pero la droga no es un enemigo que pueda reemplazar a la URSS; “construye” como enemigo al delincuente común, sobre todo con el estereotipo del inmigrante. El sistema...
tracking img